José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga SV, analiza la situación del mercado español. 
  
¿Considera que la corrección que ha tenido el Ibex 35 estas semanas es suficiente para entrar en el mercado?
Estamos en tierra de nadie. Llevamos un mes de lateralidad bajista, sin volver a máximos ni perforar los mínimos. Creo que ahora subirán algo más, sin alcanzar las zonas de altos, pero probablemente tengamos un escalón de un 2-3% más en la renta variable europea, para luego buscar los mínimos o incluso perforarlos. Creo que deberíamos volver a visitar los 10.670-10.800 del Ibex y los 3.400 del EuroStoxx o los 10.900 del Dax. Ahora estamos en un proceso de toma de beneficios y de lucha entre los que se han perdido la subida de inicios de año y los que vienen de principios de año y están haciendo beneficios.

Además, creo que asistiremos a un movimiento brusco de toma de beneficios en el S&P 500 y podríamos ver una corrección del 10-12% en este índice, que arrastraría a las bolsas europeas. Ayer vimos un hueco de apertura del 0,8%, lo que nos deja entrever que la actual subida no va a ser sostenible en el tiempo porque no hay un catalizador.

Por ello, las subidas actuales creo que son más para vender en los altos, que para reengancharse porque aún tenemos que ver algo de distribución en el mercado.

El BCE ha confirmado que acelerará las compras de activos en mayo y junio para compensar la baja liquidez del verano. ¿Debemos cubrirnos ante una caída de la liquidez en los meses de verano?
El BCE va a anticipar compras en mayo y junio porque en el periodo estival se reduce la liquidez del mercado y entonces les ería complicado al organismo implementar su programa. Pero al final las cifras no cambian y sólo fue la excusa para generar un rebote en las bolsas y llevar al EURUSD de 1,14 a 1,1150.

Por eso, creo que al llegar a máximos, otra vez asistimos a ventas. En el Ibex 35, niveles por debajo de 10.900-11.000, es más compra que venta. Por debajo de 3.500 del EuroStoxx, es más compra que venta, y por debajo de 11.400 es más compra que venta. En cambio, si van a las partes altas, son más ventas.

Las bolsas europeas harán lo que el Nikkei, que subió por efecto del QE, cayó, subió pero no llegó al alto anterior, corrigió y volvió a subir hasta alcanzar los altos. Además, así se limpiará la bolsa americana, que me parece que está sobrecomprada sin justificación, pues la macro muestra ralentización y los BPAs están más bajos que trimestres atrás por el efecto del dólar.

¿El consumo privado de EEUU no puede soportar una mejora de los beneficios empresariales?
Es cierto la parte de consumo está funcionando mucho mejor, como vemos en las compañías vinculadas al consumo interno del Russell 2000, en contraposición a las grandes multinacionales. El problema es que las acciones que más ponderan en los índices son las multinacionales que presentan caídas de beneficios, como McDonalds, Johnson & Johnson, ect. El precio del S&P no ha sido ajustado al ajuste en beneficios empresariales, por eso pienso que podría caer un 10-12%.

Fitch rebajó el rating a cinco entidades, dos de ellas cotizadas, Liberbank, Popular y Bankia, porque dice que si necesitaran ayuda gubernamental, no a tendrían… ¿Es que lo peor no ha pasado en el sector bancario español y estas entidades aún están en la picota?
Las agencias de rating llegan tarde, pues ponen riesgos cuando el castillo se está volviendo a construir. Es totalmente irracional que Fitch rebaje el rating de Bankia a bono basura cuando más del 70% del accionariado es del Estado, que es ‘AAA+’. Además, se ha traspasado a Europa toda la vigilancia de los bancos sistémicos y nos ha dejado ejemplos de que entidades pequeñas, como BPI o Banco Madrid que han caído, no se van a salvar.

Lo que creo que va a provocar estos movimientos es otra oleada de fusiones en los próximos dos o tres años. El número de operadores en el mercado doméstico se reducirá y también a nivel europeo. En estas quinielas, en España Liberbank es claro candidato para ser absorbido; la propia Bankia tampoco me extrañaría que fuera absorbida o fusionada con alguien; y Popular, que está en tierra de nadie en tema de capital y solvencia, o hace como Sabadell y compra activos fuera, ampliando capital para ello y para limpiar balance, aunque no tiene mucho músculo.

Amper se ha disparado más de un 200% en las últimas semanas con el inicio de la ampliación de capital. ¿Es real esta subida?, ¿cómo ve a la compañía?
Esta subida es real, aunque no tiene justificación financiera, porque entrar con derechos supone entrar más barato, por lo que sería absurdo comprar acciones viejas. Además, si entras por derechos el riesgo que tienes es que al final no se haga la ampliación, que está condicionada a que se suscriba o, sino, la empresa entra en concurso de acreedores. Financieramente no tiene sentido la subida. Podría ser porque hubiera mucha gente corta y, como la ampliación se anunció un viernes y comenzó a la semana siguiente muy pronto, les haya pillado por sorpresa, se vieron abocados a cerrar las posiciones cortas justificando las subidas de la acción.

El entrar o no entrar es ‘un cara o cruz’. Se quiere ampliar 16 millones de euros y hay un inversor que está interesado en invertir 6 millones de euros, lo que es una noticia rara. Desde mi punto de vista, creo que la ampliación va a salir adelante y Amper no entrará en concurso pero, desde luego, no pondría mucho dinero porque es apostar a ‘rojo o negro’.