La compañía de comercio electrónico tiene una tendencia bajista a largo plazo, mientras que su rival china se prepara para su salida a cotizar en bolsa.
Amazon está atravesando un momento de dudas. Hace escasas fechas se lanzó al mercado de la telefonía móvil y lanzó el primer terminal con funcionalidad en 3D. Pretendían de dar un golpe encima de la mesa y ampliar su nicho de mercado. Su filosofía siempre ha sido expandir su negocio y por eso las ganancias no han sido como las de otras empresas del sector.

Sin embargo, empieza a notar el aliento sobre su espalda de una amenaza más que peligrosa. Y es que Alibaba saldrá a bolsa a mediados de este mes y empieza a cuestionar a la firma de e-commerce más grande del mundo su hegemonía hasta ahora.

Los beneficios de la compañía china siguen creciendo como la espuma. Ahora la preocupación de la empresa estadounidense es que Alibaba ha asegurado que quiere expandir su influencia en Estados Unidos y Canadá, lo cual podría ser hiriente para los intereses de Amazon.

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que Amazon se encuentra en fase de consolidación, mientras que recibe una puntuación de 6 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Este análisis técnico pone de manifiesto que aunque la tendencia a medio plazo es alcista, la tendencia a largo plazo es bajista. Asimismo, tanto el momento total lento como el momento total rápido se encuentran en positivo. Además, la volatilidad a medio y largo plazo es decreciente. El único punto negativo que resaltan estos indicadores es que el volumen a medio plazo es decreciente en el tiempo.

Indicadores Amazon


Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí