La gigante china de comercio electrónico sigue sumando una y otra vez en la publicación de sus cuentas trimestrales antes de su puesta de largo en Wall Street.
Queda muy poco para que Alibaba comience a cotizar en la bolsa neoyorkina y cada vez las noticias relacionadas a este evento son más halagüeñas para sus intereses. Y es que le ha tocado el turno de acudir a su cita con los inversores y sus ganancias casi se triplicaron gracias a que anunciantes como Tmall y Taobao impulsaron los ingresos.

El beneficio neto llegó hasta 1.990 millones de dólares, o 84 centavos por acción, en los tres meses que terminaron en junio, mientras que los ingresos aumentaron un 45% en moneda local por el equivalente a 2.150 millones de dólares.

Alibaba está apunto de lanzar la OPV de una participación del 12% a mediados de este mes. Planea dar inicio a las reuniones para comercializar la venta de acciones durante la semana que viene, el 3 de septiembre.

Según las últimas estimaciones que establece el consenso de la agencia Bloomberg, Alibaba podría valer unos 187.000 millones de dólares después de la salida a bolsa. La valoración puede cambiar con los resultados financieros actualizados, con un PER de 50 las ganancias del último año.

Los usuarios de internet en China han crecido a 632 millones y podría superar los 850 millones en 2015, según datos del gobierno. McKinsey & Co. predice que el comercio minorista on-line en la segunda mayor economía del mundo llegue hasta los 395.000 millones de dólares el próximo año, lo que haría triplicar su nivel desde 2011.

Por otra parte, Alibaba ha realizado 29 ofertas en procesos de M&A (fusiones y adquisiciones) por valor de 16.000 millones dólares desde el comienzo de 2012, que abarcarían sectores que van desde las finanzas y el fútbol a los medios de entretenimiento y servicios de reserva de taxis.