Abengoa regresa hoy al Ibex 35 y lo hace por todo lo alto, casi duplicando el precio en lo que llevamos de año y despejando su futuro empresarial para el largo plazo gracias a la mayor estabilidad del sector energético en España. Pero nos preguntamos, ¿qué ven los bajistas para aumentar fuertemente sus posiciones después de un año? desnudamos Abengoa.

Abengoa vuelve a recuperar su puesto en el Ibex 35 este lunes, arrebatándose precisamente a quien hace un año se lo quitó. Lo hace presumiendo de fuerte tendencia alcista respaldada por aumento del volumen de contratación (precisamente lo que le falta a Ebro Foods). Además, la compañía presidida por Felipe Benjumea Llorente está esforzándose por buscarse las castañas más allá de España, país donde la legislación –como al resto de empresas relacionadas con las energías renovables- le ha tratado tan mal. Abengoa, después de recibir muchos palos en su propia tierra, ha logrado inclinar la balanza de sus beneficios a favor del exterior. Según Álvaro Blasco, director de ATL Capital, “Abengoa ha estado rodeada de una serie de incertidumbres en los últimos dos años por los cambios regulatorios que han asustado bastante al inversor. Sin embargo, ahora las reglas del juego están sobre la mesa y se configura como una empresa fuerte en una actividad de futuro”.

Aunque el futuro se aclare en el mercado español, la diversificación geográfica sigue siendo su gran arma. Abengoa cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto de 101,4 millones de euros, lo que supuso un incremento del 84% con respecto a las cifras del año anterior, gracias especialmente a su expansión internacional. La diversificación geográfica continuó siendo uno de los factores clave en su crecimiento, siendo Latinoamérica el mercado con mayor peso por ventas (un 29%), seguida de Estados Unidos (28%). En cambio, en España en una década ha reducido las ventas un 43,5% y actualmente sólo suponen un 15,8% del total de la cartera. Además, Abengoa comenzó a construir en pleno desierto chileno de Atacama la primera planta termosolar de Latinoamérica con una inversión inicial de 1.000 millones de dólares

abengoa negocio por países


Pero la principal lacra de la compañía sigue siendo su elevado endeudamiento. Con una deuda total neta de 10.471,3 millones de euros, Abengoa posee un apalancamiento del 9,53 veces/Ebitda. Además, el próximo 24 de julio tendrá que hacer frente al vencimiento final de una emisión de bonos convertibles a 5 años. Este instrumento será convertido por 53.475.936 acciones del emisor.


Haciendo las Américas con Abengoa Yield
Este mes Abengoa también volvió a hacer las Américas sacando a cotizar su filial estadounidense Abengoa Yield en Wall Street. Recordemos que no era la primera vez que Abengoa ponía en el mercado americano una filial, pues años antes ya sacó a cotizar Telvent, compañía que luego
El debut de Abengoa Yield fue por todo lo alto. En el primer día de cotización llegó a cerrar con una subida del 28%. Además, los bancos colocadores ejercitaron su opción de compra de títulos, "greenshoe", por valor de 3,727 millones acciones, representativas del 36 % del capital total de Abengoa Yield. Esta ejecución le reportó automáticamente a la compañía 828 millones de dólares (610 millones de euros). Según Blasco, “la exitosa salida a bolsa de esta filial en EEUU demuestra el apetito inversor por parte de los inversores hacia este tipo de compañías”. Además, como explica Jaume Puig, este movimiento “es positivo para reducir el gran apalancamiento que tiene Abengoa”.

Tendencia claramente alcista
Abengoa ha hecho méritos propios para volver a la primera división. De hecho, en lo que llevamos de año las acciones B (el tipo que sube al Ibex 35, pues las A seguirán cotizando sólo en el Continuo) se han revalorizado más de un 90%. Casi ha duplicado su precio en medio año y, además, su tendencia alcista se ha pronunciado en el último mes. Si bien es cierto, que los títulos que se postulan para regresar al selectivo principal suelen experimentar estos ‘calentones’ las semanas antes a que se sepa si subirán o no. (Ver: Ezentis, Abengoa B y CAF, los "intocables" del corto plazo)

Técnicamente, Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión, comenta que “Abengoa está en clara tendencia alcista, con medias móviles cruzadas al alza, tendencia positiva y fuerte repunte de volumen de contratación. Está atacando la resistencia de los 4,30-4,28 euros. Está muy sobrecomprada, por lo que lo más probable es que entre en un escenario lateral o de consolidación de la tendencia”.

Si desea estar informado del cambio de ciclo bursátil de Abengoa, apúntese a nuestas alertas

abengoa cotizacion



Pero los bajistas vuelven a acosarla
Ahora bien, recientemente los bajistas han tomado más cuerpo en las filas de Abengoa. De hecho, este mes han aumentado sus posiciones un 2,68%, cuando hacía 11 meses que la habían dejado de lado. Entre los inversores que se han lanzado a la piscina esperando las correcciones de Abengoa para ejecutar los cortos está Capstone Volatility Master, que ha tomado un 0,58% del capital prestado para ponerse bajista.

POSICIONES CORTAS ABENGOA
posiciones cortas abengao


ÚLTIMAS POSICIONES CORTAS EN ABENGOA:
posiciones cortas abengoa
 



El canje de acciones A y B
La diferencia Entre las Abengoa A y las B está en los derechos de voto. Una acción de clase A tiene cien derechos de voto en la Junta de Accionistas de la compañía, mientras que una acción de clase B tiene un voto. Aun así, los derechos para cobrar el dividendo son los mismos. Además, los accionistas pueden decidir cobrar la retribución en títulos, a través del scrip dividend, o en efectivo. Actualmente Abengoa reparte un dividendo único de 0,11 euros cuya rentabilidad es del 2,71% para las acciones tipo B, y del 2,33% para las A.

Si cree que Abengoa B seguirá dando alegrías al entrar en el Ibex 35 sí que podría convertir sus acciones A en acciones B. Para ello, tendría que dar la instrucción a su banco o entidad depositaria. Ellos comunicaran la decisión a Abengoa, que pasará a convertir sus acciones. Este proceso puede llegar a alargarse tres semanas durante las cuales no podrá vender sus acciones A que están siendo convertidas en B. Este derecho de conversión se podrá ejercitar hasta el 31 de diciembre de 2017. Otra forma de cambiar acciones A en acciones B es ejercitando la venta de las A y la compra de B.

CALENDARIO CON LAS DISTINTAS VENTANAS DE CONVERSIÓN ABIERTAS PARA CANJEAR LOS TÍTULOS A EN B:
CONVERSION ACCIONES ABENGOA


Ahora bien, los tenedores de acciones Abengoa de la modalidad B deberían tener en cuenta el reciente hecho relevante que publicó la compañía acerca de la conversión. La junta de accionistas de Abengoa procedió a la modificación de los Estatutos Sociales para la conversión de acciones clase B hasta el 31 de diciembre de 2017. Según este hecho relevante, se acordó reducir el capital social por disminución del valor nominal de un número a determinar de acciones de la clase A en 0,99 euros por acción, mediante la constitución de una reserva indisponible con integración de las acciones cuyo valor nominal se reduzca por su trasformación en acciones clase B, así como solicitar la admisión a negociación de las acciones clase B.

En el momento de la emisión de acciones B se fijó que el valor nominal de la acción A fuera de 1 euro y el valor nominal de las acciones B un 0,01 euros.