En España han desaparecido en 2021 alrededor de 9.000 negocios del sector del comercio minorista de calzado, lo que ha provocado la pérdida de más de 6.000 empleos por cuenta ajena vinculados a este sector, según ha informado UPTA en un comunicado.

El presidente de UPTA España, Eduardo Abad, ha lamentado la desaparición de las zapaterías. "Es imposible competir con los que proporcionan los productos, las estrategias comerciales de los fabricantes pasan por saltarse a los pequeños comercios a través de operaciones de venta directa 'online' o venta en plataformas propias o agrupadas", ha indicado.

"Además, algunas de estas plataformas tienen sus sedes sociales en paraísos fiscales, no tributan en España y simplemente cobran una comisión por venta que se diluye fiscalmente", ha denunciado Abad.

La asociación de autónomos ha señalado que el 'dumping' empresarial de los fabricantes de calzado va a provocar el cierre de la mayoría de estos negocios. Así, la misma fábrica que vende al detallista con un precio determinado y con unas exigencias para poder vender la marca, hace una competencia desleal al pequeño comercio.

UPTA ha indicado que la "ambición" de las empresas fabricantes pondrá fin a miles de puestos de trabajo por cuenta ajena y por cuenta propia. "La situación de estos establecimientos es límite, no encuentran soluciones dialogando con los fabricantes y la falta de implicación de las patronales hace que la solución no sea nada fácil", ha lamentado.

La asociación ha denunciado que los fabricantes establecen calendarios de promociones, rebajas 'online', de forma recurrente, en las que los precios de venta son inferiores a los precios de compra de los pequeños comercios, sabiendo que el pequeño comercio compra con un decalaje temporal de seis meses.

Además, ha desvelado que los fabricantes ofrecen, mediante el establecimiento de Códigos QR en las propias cajas del producto con promociones económicas especiales, que la próxima compra que se realice 'online' directamente a la fábrica.

De esta forma, UPTA ha señalado que estudia adoptar "posibles acciones legales" para poner fin a esta situación, que claramente está perjudicando la debilitada economía de estos pequeños establecimientos.