El grupo industrial alemán Siemens se anotó un beneficio neto atribuido de 1.643 millones de euros en el primer trimestre de su año fiscal, finalizado en diciembre, lo que supone un incremento del 19,3% en comparación con el mismo periodo del ejercicio precedente, según ha informado este jueves.

La facturación de la empresa en el trimestre alcanzó los 16.497 millones de euros, un 17,2% más. Por segmentos de negocio, la división de industrias digitales creció un 15%, hasta 4.347 millones, mientras que la filial Healthineers avanzó un 31%, hasta 5.068 millones de euros.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La cifra de negocio de la rama de movilidad experimentó un crecimiento del 10%, hasta 2.410 millones, mientras que el área de infraestructuras conectadas se situó en 3.809 millones, también un 10% más.

"Tuvimos un buen inicio del año fiscal 2022. Nuestros negocios continuaron con su crecimiento de alto valor", ha indicado el presidente y consejero delegado de la multinacional, Roland Busch.

Por otro lado, los costes asociados a las ventas fueron de 10.292 millones de euros, un 17,6% más, al tiempo que los gastos de venta, generales y administrativos experimentaron un alza del 19,2%, hasta 2.933 millones. La partida de investigación y desarrollo (I+D) fue de 1.251 millones, un 17,6% más.