Para llevar a cabo una buena operativa es necesario conocer de qué manera se mueve el mercado y las características concretas de la curva de precios. Además de esto,  es imprescindible saber cuál es el momento adecuado para obtener rentabilidad, y por tanto, cuándo hay un cambio de tendencia.

Y es que, las tendencias tienen unas características determinadas que hacen que podamos diferenciarlas y lo más importante, detectarlas correctamente.

De hecho, uno de los principales errores de los inversores es no saber encontrar cuándo deben ‘mover ficha’, lo que provoca que algunos se precipiten.

José Antonio González explica es sus clases del máster práctico de inversión y trading de Estrategias de Inversión que en ocasiones, “con el fin de simplificar al máximo, se les otorgan a ciertas reglas determinadas, la capacidad de dar por finalizada una tendencia primaria. Sin embargo, se comenten grandes errores”

Añade que, el más frecuente es identificar la ruptura de una directriz con el fin de una tendencia primaria. Esto se debe a un mal uso del análisis gráfico o chartista ya que el problema de las figuras chartistas es que no se perciben hasta que no se crean. Es posible predecir la forma que alcanzará, pero como es lógico, la probabilidad de acertar es complicada.

 

 

Para evitar esto, González propone “hacer uso de una pendiente de la media móvil de largo plazo. Si la ruptura de la pendiente de la media móvil de largo plazo (200 sesiones) es positiva cuando se produce la ruptura deberíamos ignorarla”.

Además, utilizar la pendiente de la media móvil simple de 200 sesiones también puede ayudar a corregir el siguiente error; identificar una ruptura de la MMS (200) con un cambio de tendencia primaria.

Otro de los errores más comunes en cuanto a tendencias es a la hora de identificar un mercado bajista cuando el precio ha bajado más de un 20% desde el máximo significativo reciente.

José Antonio González explica que “la evidencia nos dice que los grandes mercados alcistas están repletos de correcciones o consolidaciones con porcentajes similares al 20% que no han supuesto un cambio a un mercado bajista duradero y prolongado que permita que la series de precios construyan una estructura clara de máximos / mínimos significativos decrecientes”.

Por último, otro de los errores más comunes es identificar un cruce de medias con un cambio de tendencia. El profesor explica que es cierto que parece contradictorio pues las estrategias planteadas hasta ahora llevan reglas basadas en cruces de medias. Esta programación con reglas claras y concisas puede utilizarse de forma. Sin embargo es mejor utilizar y combinar los diferentes filtros para determinar la tendencia alcista primaria.