Lombard Odier IM, pioneros en la inversión en renta fija ‘smart beta’, y ETF Securities, uno de los proveedores de ETPs más innovadores del mundo, han registrado hoy en la Bolsa de Londres (LSE) una gama de ETFs sobre renta fija adaptados a la normativa UCITS y ponderados en fundamentales. 

Hasta ahora, las estrategias de inversión en renta fija Lombard Odier IM sólo estaban disponibles para los inversores en fondos mutuos. Sin embargo, estos productos buscan ofrecer una metodología de inversión en renta fija ‘smart beta’ a un mayor número de gestores de patrimonio, asesores financieros y plataformas de inversión. Los fondos cotizados están disponibles en libras esterlinas, euros y dólares. Los ETFs registrados son:

• ETFS Lombard Odier IM Euro Corporate Bond Fundamental Go UCITS ETF
• ETFS Lombard Odier IM Global Corporate Bond Fundamental Go UCITS ETF
• ETFS Lombard Odier IM Global Government Bond Fundamental Go UCITS ETF

Ventajas de un enfoque 'smart beta' en los ETFs sobre renta fija

La mayoría de los inversores en renta fija optan por las estrategias que siguen un enfoque tradicional concentrado en la capitalización de mercado. Cuando se invierte en renta variable, este enfoque significa que los inversores compran las compañías más grandes. Sin embargo, en los mercados de bonos, esto significa prestar más a los emisores con una deuda mayor. La clave de este nuevo enfoque ponderado en fundamentales desarrollado por Lombard Odier IM, se basa en la idea que los inversores son prestamistas. Por lo tanto, la inversión en bonos debe basarse en la capacidad de un prestatario para pagar sus deudas en vez de su capacidad para endeudarse más. Este enfoque evalúa los factores fundamentales para gobiernos y corporaciones. Para los gobiernos, estos factores incluyen el PIB, la deuda con respecto al PIB, y la estabilidad fiscal y política, entre otros. En el caso de los emisores corporativos, se comprueba la contribución de cada sector a la economía antes de evaluar los ingresos, el nivel de endeudamiento, el flujo de caja y la calidad de los activos de cada emisor individual. Esto consigue un mejor equilibrio entre riesgo y rentabilidad para los inversores.


Mark Weeks, Consejero Delegado de ETF Securities, ha comentado:

"El anuncio de nuestra asociación con Lombard Odier IM para ofrecer estos productos ha sido muy bien recibido por el mercado. Esta gama ofrece un análisis basado en los fundamentales de un país o de una empresa para crear un índice que ofrece a los inversores una exposición eficiente a la renta fija. Estamos encantados de seguir trabajando con Lombard Odier IM para desarrollar nuevas soluciones de inversión verdaderamente innovadoras. Esto incluirá el próximo lanzamiento de un ETF sobre bonos locales de mercados emergentes”


Razones para la inversion en ETFs

Esta nueva gama de ETFs puede ser utilizada tanto por los inversores minoristas como por inversores institucionales como una forma simple, eficaz y con bajo coste de construir una cartera con una asignación básica a la renta fija. Creemos que las características típicas de los ETFs basados en índices, a saber, su liquidez intradía combinada con la transparencia que ofrecen las normas reglamentarias estrictas requeridas para los índices, satisfacen el creciente apetito de los inversores por soluciones inteligentes, diversificadas y a bajo coste para la inversión en renta. Estos nuevos ETFs, que comienzan a cotizar hoy, tienen como objetivo captar el creciente giro de los inversores hacia soluciones de inversión más rentables, pero, al mismo tiempo, se ha diseñado para proporcionar un perfil mejorado de rentabilidad ajustada al riesgo.

Ventajas de un enfoque 'smart beta' en los ETFs sobre renta fija

La mayoría de los inversores en renta fija optan por las estrategias que siguen un enfoque tradicional concentrado en la capitalización de mercado. Cuando se invierte en renta variable, este enfoque significa que los inversores compran las compañías más grandes. Sin embargo, en los mercados de bonos, esto significa prestar más a los emisores con una deuda mayor. La clave de este nuevo enfoque ponderado en fundamentales desarrollado por Lombard Odier IM, se basa en la idea que los inversores son prestamistas. Por lo tanto, la inversión en bonos debe basarse en la capacidad de un prestatario para pagar sus deudas en vez de su capacidad para endeudarse más. Este enfoque evalúa los factores fundamentales para gobiernos y corporaciones. Para los gobiernos, estos factores incluyen el PIB, la deuda con respecto al PIB, y la estabilidad fiscal y política, entre otros. En el caso de los emisores corporativos, se comprueba la contribución de cada sector a la economía antes de evaluar los ingresos, el nivel de endeudamiento, el flujo de caja y la calidad de los activos de cada emisor individual. Esto consigue un mejor equilibrio entre riesgo y rentabilidad para los inversores.