Los peluqueros, esteticistas y barberos han reclamado al Ministerio de Seguridad Social una reforma "justa" del Régimen General de Trabajadores Autónomos (RETA), según han informado las patronales nacionales ANEIP, FANAE y ANEPE-IMPE en un comunicado.

En concreto, el sector cree que las cantidades de las cuotas anunciadas son "desproporcionadas a la realidad" de los autónomos que trabajan en el sector de la imagen personal y no cumplen con el objetivo de ayudar a los que menos facturan.

"Asimilar la cotización en Seguridad Social de un peluquero,

esteticista o barbero autónomo a los rendimientos de las actividades económicas, es decir a la facturación menos los gastos deducibles, es desconocer que muchos profesionales del sector de imagen personal autónomos no pueden deducirse los gastos reales que sí tienen

en el desempeño de su actividad porque la Agencia Tributaria así lo ha considerado", han indicado.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Además señalan que dicha propuesta, que entraría en vigor en enero de 2023, aumentaría sus cuotas a más de la mitad, mientras que a los que se le reduciría, sería tan solo un 20% la actual cuota y dentro de 9

años.

"Creemos completamente insuficiente la reducción que se plantea

y más a tan largo plazo. Consideramos que esta reforma no es más que una reforma confiscatoria que viene a rematar la maltrecha situación que nos ha dejado la pandemia, donde los profesionales de la imagen personal fuimos declarados esenciales, pero no tratados como tal", han indicado, recordando su reivindicación de volver al tipo de IVA.

De esta forma, las patronales han mostrado su "más firme oposición a una reforma" que no va a solucionar sus problemas y que consideran que "solo sirve para recaudar más a costa de los autónomos que son quienes en definitiva movilizan la economía".