Ibercaja deberá alcanzar, a partir del 1 de enero de 2024, un volumen de fondos propios y pasivos elegibles (MREL) a nivel consolidado equivalente al 18,59% del importe de exposición total al riesgo y del 5,21% en términos de ratio de apalancamiento.

Así lo ha determinado la Junta Única de Resolución (JUR) y se lo ha trasladado el Banco de España a la entidad.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En concreto, de acuerdo con la notificación, Ibercaja deberá alcanzar un 18,58% del importe consolidado total de exposición al riesgo (TREA, por sus siglas en inglés), y un 5,21% de la exposición a la ratio de apalancamiento (LRE, por sus siglas en inglés).

La fijación del MREL incluye un objetivo intermedio vinculante a cumplir a 1 de enero de 2022 por Ibercaja del 15,38% de exposición total al riesgo y el 5,21% del ratio de apalancamiento.

Ibercaja ha añadido que estos requerimientos "se encuentran alineados" con su plan de financiación, que a 31 de diciembre de 2021 "mantiene un porcentaje de fondos propios y pasivos admisibles en términos de activos ponderados por riesgo y de apalancamiento por encima de los umbrales exigidos a 1 de enero de 2022".