Patrice Gautry es claro. Si no se produce algún shock inesperado los mercados siguen viviendo en un momento muy dulce. El crecimiento no es excesivo, pero las economías crecen, la inflación está comenzando a hacer su aparición y los bancos centrales están caminando con tranquilidad por la senda de la normalización monetaria. Por si fuera poco, los beneficios empresariales siguen creciendo. ¿Cuál es la asignación de activos idónea para la firma francesa?

El economista jefe de Union Bancaire Privée (UBP) cree que en la situación actual es muy difícil que nos vayamos a encontrar con sorpresas muy positivas o muy negativas en los próximos meses. Considera que la economía mundial crecerá alrededor de un 3,6% este año gracias a que prácticamente todas las zonas del mundo se van a expandir, algo no muy habitual desde la crisis financiera.

China, en su opinión, se ha convertido en uno de esos riesgos que conviene no dejar de vigilar aunque opina que “no es un riesgo sistémico”.

En un entorno en el que el crecimiento ha retornado y en el que los bancos centrales de los países desarrollados han comenzado a normalizar sus políticas monetarias –gracias a las mejoras en las economías-, parece que la situación es idónea para los mercados. Eso sí, los inversores siguen enfrentándose a unas bolsas caras.

Pero, ¿tan caras?

En opinión de Gautry, que ha hecho estos comentarios durante una reunión en Madrid esta misma semana, sí, la valoración de la bolsa es elevada. “Están por encima de la media, pero aún no ha alcanzado los niveles de 2008. No hemos entrado en modo de burbuja”, asegura.

Si a eso le añadimos que el experto de la firma francesa cree que los beneficios empresariales van a seguir subiendo tanto en Europa como en Estados Unidos este año y el que viene, la ecuación es simple, las valoraciones seguirán contenidas.

Es más, cuando habla de la bolsa americana y se centra en unas métricas diferentes al tradicional ratio Precio-beneficios (PER), señala que si se mira el Precio/libros o el RoE, “la valoración están por debajo de la media”.

valoraciones S&P

Asignación de activos

Renta variable

En este entorno, UBP afirma que las carteras siguen sobreponderando riesgo debido a que los fundamentales de la economía siguen siendo positivos.

En este sentido explican que prefieren la renta variable no estadounidense, aunque dentro de Wall Street siguen viendo oportunidades tanto en la tecnología –a pesar de la fuerte subida del sector- como en la industria sanitaria.

Por regiones, están neutrales en la bolsa europea y sobreponderan Japón. ¿Por qué? Creen que el yen se debilitará lo que mejorará a las cotizadas en bolsa. También sobreponderan la renta variable emergente, sobre todo la asiática frente a la latinoamericana.

Bonos

En general en la entidad consideran que la renta fija es un activo con poco atractivo y en el que es difícil encontrar oportunidades.

Opina Gautry que el riesgo de subidas de la rentabilidad de los bonos a 10 años tanto en Estados Unidos como en la Eurozona es creciente. Esto les ha llevado a infraponderar duración para protegerse contra un aumento de la volatilidad de los tipos de interés en los próximos meses. En la firma consideran que la FED podría subir más de una vez los tipos de interés este año-. Y apuntan que “con los spreads de los bonos con grado de inversión cerca de mínimos del ciclo, las alternativas no direccionales diversifican la cartera y la protegen contra un aumento de los tipos de los spreads”.

Materias primas

En cuanto al oro, han reducido a la mitad su exposición tras la victoria de Macron en Francia hace algo más de un mes. Sin embargo siguen manteniendo algo de posiciones en este activo y eso que creen que la subida de los tipos de interés en los próximos meses y años será un gran handicap. Pero consideran que en el mundo todavía hay incertidumbres y que el oro siempre actúa como colchón.

En cuanto al petróleo, considera que los precios se van a mover entre 40 y 50 euros por acción. 

Asset Allocation