El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha defendido este miércoles la permanencia de los trabajadores mayores de 55 años en el mercado de trabajo y ha asegurado que la presencia de este colectivo es compatible con la incorporación de los empleados más jóvenes.

"Vamos hacia un mercado de trabajo que va a exigirnos que nuestros jóvenes y mayores sean capaces de trabajar juntos", ha dicho Escrivá durante su intervención en el acto "Aprender de la experiencia", organizado por la Cámara de Comercio de España y 65ymás.

El ministro ha lamentado que en España se haya desarrollado una "predisposición dañina" para prescindir del talento de más edad, a pesar de que muchas de esas personas "querrían seguir trabajando". Sobre este punto, Escrivá ha señalado que la tasa de actividad de las personas mayores de 55 años en España se mantiene estabilizada, mientras que en Europa va en aumento.

Para mantener a los trabajadores mayores de 55 años en activo, el Gobierno ha impulsado "medidas ambiciosas" para que a las empresas les resulte "más fácil y atractivo" retener a ese colectivo. Además, el Ejecutivo también quiere promover la "jubilación demorada" con un pago de una sola vez que puede llegar hasta los 12.000 euros por cada año que retrasa la jubilación.

Al margen de la normativa, el ministro ha pedido un "cambio cultural entre empresas y trabajadores" y ha invitado a "destruir la falacia" que sostiene que el número de puestos de trabajo en una economía es fijo.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Escrivá se ha referido a la incorporación de la mujer al mercado de trabajo o a la llegada de inmigrantes sin que esto supusiera una disminución de los empleos para otros grupos de la sociedad.

"Los trabajadores de diferentes generaciones tenemos que destruir esta falacia. No son sustitutivos, sino complementarios", ha insistido el ministro.

RECUERDO A LOS FALLECIDOS EN TERRANOVA

Escrivá también ha manifestado su "recuerdo por los marineros fallecidos ayer en Terranova", en Canadá, tras el naufragio del pesquero 'Villa de Pitanxo'. Hasta el momento, siguen desaparecidos 11 tripulantes, diez han fallecido y tres sobrevivieron.

"Conocemos mucho ese sector, el drama me resulta particularmente cercano", ha dicho Escrivá, quien también ha reconocido "la dureza y peligrosidad enorme del trabajo en la mar" y "el trabajo tan arduo que tienen los marineros en la mar".