El petróleo goza de buena salud en el mercado

En el año tras lo peor de la pandemia, lo que tocaba era la recuperación económica, con lo que el mundo del Futuros del petróleo se frotaba las manos en lo que estaba por llegar. Esa era la teoría pura y dura. Pero la realidad siempre se encarga de poner las cosas en su sitio y de cambiar los planes.

Es lo que ha pasado y está pasando con el petróleo en los mercados financieros. Su precio, más propio ya con la fuerte subida anual, del oro que del crudo, evidencia que no tan siquiera el acuerdo más que trabajado por parte de los productores de la OPEP+ no ha devuelto la paz a las aguas crispadas del mundo energético.

De hecho, el precio del crudo ha llegado a vivir su peor nivel desde junio de 2020 tras el acuerdo tras la decisión de la Organización de Países exportadores de petróleo de hace una semana. Con desplomes del 7%, tras ir corrigiendo al alza los recortes de producción decididos a partir de agosto. Como saben este difícil acuerdo vuelve a mirar a los niveles producidos en 2019. Y en principio, entre agosto y diciembre de este año se espera un incremento de 400.000 barriles diarios cada mes, ante el aumento esperado de la demanda mundial.

Esto le llevará, en septiembre ya de 2022 a la recuperación de 5,8 millones de barriles diarios, aproximadamente el 60% del volumen recortado, siempre por supuesto que la evolución del panorama económico mundial sea el esperado.

En su gráfica de cotización vemos que estos desfases se han corregido y el barril de referencia en Europa, el Brent, el del Mar del Norte, sube un 7,7% en las últimas cinco sesiones del mercado, cae en el mes de forma inapreciable, un 0,27%, más de un 13 % es lo que avanza en el trimestre. Mientras, en lo que va de año, el valor avanza un 42,7%.

Petróleo cotización crudo brent
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Pero lo cierto es que la evolución de la pandemia también está marcando el devenir del petróleo. El aumento de los contagios este verano, provocados por la variante Delta del Covid-19 también están influyendo en su cotización. La quinta ola y sus posibles consecuencias, a pesar de los niveles de vacunación, le aleja de máximos, aunque se mantiene cerca de ellos.

Para Citi, el riesgo más relevante para el mercado del crudo estriba en un posible deterioro de la demanda antes las posibles nuevas restricciones por el efecto pandemia. Y además hay otros factores que conforman los altos precios del crudo. Por ejemplo, la pasada semana, los inventarios de crudo estadounidenses se elevaron a 2,1 millones de barriles, algo del todo inesperado, porque alcanzaron los 439,7 millones de barriles por primera vez desde mayo, mientras el mercado esperaba una caída de 4,5 millones de barriles.

Mientras desde JPMorgan esperan que la demanda global alcance en agosto los 99,6 millones de barriles diarios, con un aumento de 5,4 millones al día frente al mes de abril.

Petróleo OPEP evolución mensual

También hay otros factores que penetran en el precio del crudo: la demanda de combustible unida a la recuperación y las actuales inundaciones en un universo, el de China con un intensivo gasto en energía, muy superior ahora mismo al de los países occidentales, en muchos casos, todavía a medio gas.

Mientras parece que, a pesar del avance de las energías sostenibles, todavía nos queda petróleo para rato. Un ejemplo viene de los Fondos para la recuperación en todo el mundo y dedicación a la sostenibilidad. En el caso de los europeos, casi 4 de cada 10 van a proyecto de mejora energética hacía producción verde. Sin embargo, la Agencia Internacional de la Energía señala que apenas representan, en general el 35% de lo que se necesita para cubrir los objetivos de limitación del Cambio Climático.

Como conclusión la AIE destaca que en 2023 las emisiones de CO2 a la atmósfera relacionadas con la energía llegarán a niveles récord y seguirán creciendo en los años siguientes.

Si quiere conocer los valores más alcistas de la bolsa, regístrese gratuitamente en Estrategias de Inversión.