El mercado de fusiones y adquisiciones cerró 2021 con cifras récord y continuará al alza este año

En concreto, el año pasado se registraron a nivel mundial más de 62.000 operaciones, un 21% más que en 2020, en tanto que el importe ascendió hasta los 5,1 billones de dólares (4,5 billones de euros), un 57% más, unas cifras que incluyen 130 "mega operaciones" por encima de los 5.000 millones de dólares (4.422 millones de euros).

"El mercado de fusiones y adquisiciones está marcando el camino hacia la recuperación económica de la crisis generada por la pandemia. En los próximos meses, esperamos que la actividad de M&A siga desempeñando un papel fundamental para las compañías que se enfrentan a la disrupción tecnológica y a la creciente presión de los accionistas e inversores por crear valor en sus compañías y carteras", ha destacado el socio responsable de transacciones de PwC en España, en EMEA y en el mundo, Malcolm Lloyd.

Si bien la firma tiene una perspectiva optimista este año, el informe señala que existen algunas incertidumbres, como el aumento de los tipos de interés, la evolución de la inflación, el incremento de la presión fiscal y de la regulación, que podrían afectar a la actividad.

Las firmas de private equity están presentes en un mayor número de operaciones: en torno al 40% de las que tuvieron lugar en 2021 contaron con la participación de estos fondos, que ya aglutinan el 45% del valor de las transacciones, frente al 30% de los últimos años.

Esas firmas cada vez tienen más presión por parte de los inversores pese a la abundancia de liquidez, según destaca el informe, especialmente para generar retornos y crear valor en un entorno de tipos de interés al alza, múltiplos más altos y un mayor peso de las cuestiones ESG.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Las sociedades de adquisición de propósito especial (SPAC, por sus siglas en inglés) continuarán teniendo un papel importante en el mercado este año, después del repunte de las salidas a Bolsa a través de este tipo de entidades.

El informe revela que en la actualidad quedan casi 500 sociedades de esta clase cotizando que aún no han anunciado ninguna operación y que tendrán que hacer algún movimiento antes de finales de 2022 o principios de 2023.

La competencia entre grupos corporativos, fondos de private equity y SPACs hará que las valoraciones de los activos se mantengan altas.

Desde un punto de vista corporativo, PwC espera que el impulso de la digitalización, la innovación y los nuevos modelos de negocios disruptivos sigan alimentando la actividad de fusiones y adquisiciones.

Las cuestiones medioambientales, sociales y de gobierno influirán cada vez más en las estrategias, en tanto que los máximos ejecutivos empezarán a apostar por las desinversiones, a medida que revisen sus negocios y apuesten por aquellos que les ofrezcan una mayor rentabilidad en el largo plazo.

Todas estas tendencias afectarás especialmente a los sectores financiero, de consumo, energético, sanitario, industrial y tecnología.