Los ETP sobre crudo registran las mayores salidas de capital desde agosto de 2010 ante la toma de beneficios generada por la subida del precio del crudo en un 15%. La semana pasada se retiraron de estos títulos un total de $126 millones. El acuerdo de la OPEC para reducir la producción en 1,2 millones de barriles por día por primera vez en ocho años, impulsó la euforia del mercado.
 

Sin embargo, cualquiera que vea los detalles puede ver que el cártel no se ha comprometido a recortar los 1,2 millones de barriles a partir de los niveles actuales. Esto se hace tomando como referencia unos niveles de producción inflados (comparado con lo producido en octubre). Si bien el acuerdo falla principalmente al eximir a Nigeria y Libia y suspender a Indonesia, formula un objetivo de producción que los incluye. También depende de que los países no pertenecientes a la OPEC reduzcan la producción diaria en 600.000 barriles, lo que consideramos algo no muy alcanzable. Tras leer la letra chica, los inversores de ETPs han recortado beneficios, ya que es muy probable que la decepción en el mercado se generalice una vez procesados los detalles.

Se aceleran las retiradas de capital de los ETP sobre oro a $274 millones, el mayor volumen desde julio de 2015; se avecina la subida de tipos de la Fed de diciembre. Los inversores dan como casi una certeza que la Fed aumente los intereses en este diciembre. Se ven confiados por los buenos resultados conocidos recientemente en las cifras macro de EE.UU: la revisión al alza del PIB, el aumento en la confianza de los consumidores, el máximo de cinco meses del ISM manufacturero y los datos positivos del mercado laboral. La tradicional relación inversa del oro con los tipos de interés reales, hizo que el metal perdiera un 0.5%, lo que llevó a los inversores a liquidar sus posiciones largas. A pesar de ello, tememos que muchos inversores estén cayendo en una trampa. Es probable que la inflación aumente en 2017 debido a que el contexto de los precios bajos de las materias primas, se mezcla con las políticas agresivas de estímulo económico, lo cual termina generando un efecto “reflacionario”. Es probable que la Fed mantenga una posición conservadora y evite aumentar los intereses demasiado rápido ya que ello frenaría el aumento de precios. Como resultado, los tipos de interés reales se mantienen en niveles bajos. Por otra parte, los resultados del referéndum italiano ponen de relieve lo latente que sigue siendo la inestabilidad política. De esta forma esperamos que el foco de los inversores deje de estar en EE.UU y regrese a Europa, lo que podría impulsar la demanda de activos refugio. 

La libra esterlina se aprecia un 1.3% frente al euro y genera una toma de beneficios de $11,9 millones de los ETP. La ciclotimia del mercado hace que ahora los inversores perciban un proceso de Brexit "más suave", lo que los ha llevado a aumentar la exposición a la libra a medida que alcanzaba la semana pasada su mayor valor en doce semanas. Es que la “ministro Brexit” ha deslizado la posibilidad de pagar un determinado precio para acceder al mercado único una vez el Reino Unido fuera de la UE. Esta semana, la Corte Suprema iniciará su audiencia para decidir si el gobierno británico puede activar el Artículo 50 sin el voto parlamentario. Aunque es probable que los resultados no se anuncien hasta el año entrante, la incertidumbre sobre si la sentencia de la Corte Suprema será revertida podría ser otro factor de volatilidad.

Los inversores actualmente valoran mucho las estrategias de diversificación, lo que se refleja en las colocaciones de ETPs sobre cestas de materias primas por segunda semana consecutiva. Si bien han tomado beneficios de los metales y el crudo, han reinvertido parte de esos beneficios a los ETPs sobre cestas, por un total de $51.2 millones la semana pasada. 

Los eventos clave de la semana: la reunión del BCE, donde se anunciará si se extiende más allá de marzo su programa de QE; los PMI de China, sus niveles de reservas internacionales, balanza comercial y crecimiento crediticio. Esto permitirá ver cómo le está yendo al consumidor más grande de materias primas.  
flujos de fondos