El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y la Mediana Empresa (Cepyme), Gerardo Cuerva, ha pedido este martes al Gobierno que se "tome en serio" la dificultad para encontrar mano de obra en determinados sectores, ya que se trata de "un problema para la empresa y el sistema económico".

Cuerva se ha referido, en concreto, a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, a quien ha recordado que ese desacoplamiento entre la oferta y la demanda de trabajadores no responde a una cuestión salarial.

"Es un problema real, un problema cierto. No vale despejarlo, como ha dicho Díaz, diciendo que si no tenéis trabajadores es que tenéis que subir los sueldos. No es un segmento de umbral económico el que se encuentra afectado", ha comentado en la apertura de las jornadas "¿En qué sectores no se encuentran trabajadores?", organizadas por Cepyme y la empresa de recursos humanos Randstad.

El presidente de Cepyme ha explicado que las pymes tienen dificultades para contratar mano de obra por la inadecuada cualificación de los candidatos, en concreto en los sectores relacionados con las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

El otro problema a la hora de encontrar trabajadores es la "cultura de la movilidad geográfica", con un "arraigo al entorno" que hace que solo el 2% de los contratos conlleve un cambio de comunidad autónoma por parte del empleado, según los datos compartidos por Cuerva.

A eso se suma el envejecimiento de la población, que acarreará problemas en "las pensiones y en el futuro del trabajo". Otra consecuencia de ese envejecimiento será la despoblación y los inconvenientes para fijar empresas determinadas zonas.

Cuerva ha advertido de que la falta de mano de obra conducirá al cierre de empresas que "económicamente van bien pero que no tienen ese relevo en puestos de trabajo claves".

DÉFICIT DE TALENTO, "CUESTIÓN CRÍTICA"

El presidente de Randstad, Jesús Echevarría, ha señalado que el déficit de talento es "una cuestión crítica" en España y ha alertado de que será "aún mayor".

Echevarría ha enumerado los problemas que presenta el mercado laboral español, alguno de ellos ya citados por Cuerva, como el demográfico, con una pirámide de población que "se está estrechando" y con una tasa de relevo que "es la mitad" de la necesaria "para asegurar el mantenimiento del sistema".

También se ha referido a la baja tasa de actividad española en comparación con los países del entorno y la baja cualificación de buena parte de los parados.

"Solo el 40% de los parados cuenta con formación. El 60% de los 3 millones de personas que están en desempleo no tienen Formación Profesional (FP) o formación superior", ha expresado Echevarría.

En este sentido, ha subrayado que la FP "es una de las demandas más habituales" en el mercado laboral por lo que ha instado a hacer un "esfuerzo de asesoramiento a los jóvenes a la hora de elegir" su futuro. "La FP y los certificados de profesionalidad pueden ser una buena opción a para los parados", ha añadido.

Echevarría también ha recomendado a las empresas que hagan "un gran esfuerzo para convertirse", ya que la pandemia ha impuesto nuevos modelos de trabajo, como el teletrabajo, que será una de las exigencias, junto con la conciliación, de los futuros empleados.

Del mismo modo, ha aconsejado a las empresas prestar atención a su responsabilidad social corporativa (RSC), ya que el "talento elige compañías alienadas con sus valores y que devuelvan parte de su beneficio a la sociedad", así como "evolucionar la función de los recursos humanos" y garantizar la "formación" de los trabajadores.

Además, en los próximos meses, las empresas deberán "estar muy atentas", a la que Echevarría se ha referido como una de las "sorpresas" de los últimos meses.

Por su parte, el director de Randstad Research, Valentín Bote, ha explicado que el déficit de talento se da cuando una empresa, ofreciendo condiciones adecuadas en términos de compensación y salario, no encontraba trabajadores para cubrir sus vacantes. "La mitad de las empresas europeas en 2015 estaban encontrando un déficit genuino", ha indicado.

Bote ha aludido a los problemas para "encontrar profesionales con las competencias adecuadas" y a un "desajuste formativo de la población activa". "La situación en España es diferencialmente más grave", ha precisado.

Además, ha insistido en que el talento disponible en un lugar resulta un "factor fundamental para tomar la decisión de la ubicación" de una empresa.

Bote ha apostado por la flexibilidad y la recualifiación, sobre todo en un país como España, donde más del 50% de los puestos de trabajo están en riesgo de automatización, según los datos que ha expuesto durante su intervención en la jornada de Cepyme y Randstad.

"Recualificar a nuestros trabajadores constituye una muy buena opción. Es muy fácil decirlo y más difícil hacerlo. (...) Tres de cada diez trabajadores necesita una recualificación superior a los 30 meses íntegros. Esto es muy costoso", ha agregado.