candriam_reconocimiento_facial

CANDRIAM, gestor global de fondos sostenibles y multi-activos, ha lanzado una  nueva iniciativa de compromiso colaborativo para abordar los riesgos planteados por los productos y los servicios  de la Tecnología de Reconocimiento Facial (“Facial Recognition Technology”) como parte de su compromiso y de  sus valores de gestión corporativa.  

La iniciativa a dos años anima a los inversores a participar en un diálogo informado y constructivo con las  empresas como parte de un programa de compromiso colaborativo. Se invita a los inversores a firmar la  Declaración del Inversor sobre Reconocimiento Facial (“Investor Statement of Facial Recognition”), que está respaldada por los Principios para la Inversión Responsable.

El reconocimiento facial es el proceso de identificar o verificar la identidad de una persona utilizando una fotografía  o un vídeo de su cara. El mercado del reconocimiento facial ha crecido de manera constante y se prevé alcance 9.600 millones $ en 2022, a medida que los gobiernos y las empresas utilicen la tecnología para incrementar la  seguridad y mejorar las eficiencias2. Se calcula que existirán 1.000 millones de cámaras de vigilancia en funcionamiento a finales de 2021.

La TRF se basa en tres etapas que engloban la detección facial, la captura y el cotejo. Mediante la combinación  de la Inteligencia Artificial, el Aprendizaje Automático y el “Deep Learning” (que imita las redes neuronales), la TRF  puede procesar enormes cantidades de datos y de imágenes, lo que la convierte en una herramienta muy útil en  materia de seguridad, vigilancia policial, medicina y marketing.

La tecnología se utiliza en todo el mundo, salvo en  Luxemburgo, Bélgica y Marruecos que categorizan el uso del reconocimiento facial por parte del Estado como una  violación de la legislación nacional. En Estados Unidos, ciudades como San Francisco, lugar de nacimiento de  esta tecnología, también han prohibido el uso de esta tecnología a los organismos de vigilancia policial y a otros  organismos locales.  

Invertir en sector turístico. Informe Especial
Analizamos el sector más castigado por la pandemia y sus perspectivas de recuperación en función de las vacunaciones. No te lo pierdas.

En la última década, la emergencia de la TRF para la vigilancia de masas ha planteado preocupaciones acerca del  impacto de la tecnología sobre la privacidad, la protección de datos y las libertades civiles, y las empresas han  tenido que hacer frente a acusaciones de violaciones de los derechos humanos. También se han planteado  cuestiones acerca de la precisión de la TRF, cuyo uso ha provocado identificaciones erróneas además de  presentar sesgos raciales y de género.  

En relación con la iniciativa, Benjamin Chekroun, Analista de Voto por Poder y Compromiso en  CANDRIAM, declaró:

“La rápida penetración de la tecnología de reconocimiento facial, combinada con el  creciente número de cámaras de vigilancia, en la vida cotidiana, proporcionan a los gobiernos y a las empresas  unos poderes, que no están sometidos a supervisión, para monitorizar la sociedad. Puesto que la regulación va  por detrás del despliegue y del uso del reconocimiento facial, existen riesgos creíbles para los derechos humanos. La Declaración del Inversor sobre Reconocimiento Facial permitirá que los inversores se comprometan de manera  colaborativa con las empresas en sus procedimientos de diligencia debida sobre derechos humanos así como en  sus mecanismos de supervisión y de reparación, a la hora de abordar las cuestiones de la privacidad y las  libertades civiles.”

Katherine Ng, Directora de Investigación Académica, Principios para la Inversión Responsable (“Principles  for Responsible Investment”), añade:

“Aunque la tecnología conlleva una promesa innegable y podría ser una  fuerza para el bien, la forma en la que la tecnología de reconocimiento facial está diseñada y se utiliza  actualmente también conlleva riesgos e implicaciones sociales para las personas, lo que justifica la acción de los  inversores sobre este tema. Por lo tanto, damos la bienvenida a los esfuerzos y al liderazgo consciente de los  inversores, los cuales, por delante de la regulación, pretenden ampliar la lista tradicional de cuestiones ESG y  comprender cómo, dónde y cuándo el reconocimiento facial se puede utilizar de manera pertinente y por parte de  quién.”

El interés de los inversores por los riesgos potenciales relacionados con la TRF ha crecido significativamente,  impulsado por los avances tecnológicos y por la adopción global de productos TRF. A principios de este año,  Candriam realizó una encuesta a 300 inversores que reveló que el 30% de los encuestados consideraba que la  TRF era una herramienta conveniente y útil, aunque el 70% de los inversores expresó ciertas reservas acerca de  la TRF.

CANDRIAM participa activamente en una variedad de iniciativas de colaboración relacionadas con los riesgos  digitales y tecnológicos que incluyen la iniciativa de “Responsabilidad Corporativa para los Derechos Digitales”  (“Corporate Accountability for Digital Rights”).

Hazte suscriptor premium. Veras la diferencia

Estrategias de Inversión dispone de una exclusiva zona premium, en la que los inversores pueden ver las carteras modelo que ofrece el departamento de análisis,  herramientas exclusivas cómo nuestros indicadores premium de más de 10.000 acciones o nuestra zona de Trading para los inversores que invierten más a corto plazo.  

Además todos los meses tendrás la revista Estrategias de Inversión, Videos de Jose Luis Cava, Antonio Espín...

Estrategias de Inversión es un medio independiente, que no pertenece a ningún grupo editorial, solo buscamos ofrecer información y análisis independiente para los inversores. ¡Ayudanos suscribiendote y beneficiate de todo este contenido exclusivo para inversores!

Ayudanos a seguir mejorando y suscribete a Estrategias de Inversión, por menos de 5 euros al mes.