El banco ABN Amro cerró el primer trimestre de 2022 con un beneficio neto atribuido de 295 millones de euros, frente a las pérdidas de 54 millones del mismo periodo del año anterior, según ha informado este miércoles la entidad financiera.

Los ingresos entre enero y marzo fueron de 1.933 millones, un 4,7% más. Por segmentos de negocio, los procedentes de intereses netos se contrajeron un 3,9%, hasta 1.310 millones, mientras que los originados por comisiones y tasas alcanzaron los 447 millones, un 10,1% más. El resto de ingresos se situó en 125 millones, frente al dato negativo de 6 millones del primer trimestre de 2021.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

De su lado, los gastos de personal fueron de 600 millones de euros, un 3,6% más, mientras que los generales y administrativos se contrajeron un 29%, hasta 863 millones.

En el trimestre, la ratio de capital CET1, la de mayor de calidad, fue del 15,7%, lo que supone un descenso de 1,7 puntos respecto a un año antes. De su lado, el retorno sobre capital (RoE) fue del 5,4%, frente al retorno negativo del 1,6% del primer trimestre de 2021.