El área peatonal de Pitt Street, en el centro financiero de Sidney, cuenta desde hoy con la primera tienda Zara en Australia, una flagship de más de 1.400 metros cuadrados de superficie comercial. El establecimiento, de tres plantas, se abre a la concurrida Pitt St, con una fachada de más de 22 metros y seis escaparates.

Zara presenta al público australiano su nueva imagen de tienda en la que prima la sencillez y la elegancia en espacios y mobiliario. La claridad del entorno se consigue con materiales como la resina y el aluminio para el mobiliario y el porcelanato para el suelo. El colorido se mueve en tonos neutros, confiriendo el máximo protagonismo a las propuestas de moda de la cadena. El espacio se ordena en torno a grandes pasillos que enmarcan las colecciones y aseguran la facilidad de movimiento de los clientes y su encuentro con el producto.
Zara presenta en Australia propuestas específicas de moda para señora, caballero y niño, dada la diferencia climática con las tiendas ubicadas en el hemisferio norte. Las últimas tendencias se ven así reflejadas en prendas y tejidos adecuados a la campaña de otoño/invierno, en una propuesta que se renueva de forma continua, con nuevos modelos en la tienda dos veces por semana.

Estrategias de Inversión
Cinco joyas del Ibex 35 con las que ganar más de un 50% el próximo año
Cinco joyas del Ibex 35 con las que ganar más de un 50% el próximo año

Tras esta primera tienda en Sidney, a la que los clientes podrán acceder también desde el interior del centro comercial Westfield, Zara planea la apertura de un segundo establecimiento en Burke Street, Melbourne, en las próximas semanas. Con la entrada en el mercado australiano, Zara ya está presente en 78 países de los cinco continentes con más de 1.700 tiendas.

Zara, que abrió su primera tienda en 1975 en A Coruña (España) forma parte del Grupo Inditex, uno de los mayores grupos de distribución de moda del mundo, con más de 5.000 tiendas y ocho formatos comerciales -además de Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe. Con unas ventas de más de 12.500 millones de euros en 2010, Inditex se caracteriza por un modelo de negocio que le permite responder de forma rápida a las demandas del mercado. Así, sus tiendas en cualquier lugar del mundo reciben nuevos productos dos veces cada semana, incorporando siempre a su oferta las últimas tendencias de la moda y adaptando su propuesta a los gustos y deseos de sus propios clientes. Más de 1.000 personas dedicadas al diseño y desarrollo de producto en Inditex reciben desde las tiendas del Grupo la información necesaria para ofrecer a los clientes en cada momento el producto que buscan a un precio atractivo.

Estrategias de Inversión
Video del Taller operativo con acciones a corto plazo
Video del Taller operativo con acciones a corto plazo