Ucrania ha decidido no pagar 3.000 millones en bonos que adeudaba a Rusia e iban a vencer en dos días, llevando al país dirigido por Yatseniuk a la quiebra.

La tensión política y militar ha estallado entre Ucrania y Rusia, con la primera negándose a pagar los 3.000 millones que adeudaba al gobierno de Putin. Esta deuda fue comprada por Rusia hace dos años para asistir económicamente al anterior gobierno ucraniano. El primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, ha asegurado que esta moratoria permanecerá en vigor hasta que "sean aceptadas las propuestas de reestructuración o haya una decisión de un tribunal relevante".

En caso de no haber cancelado dicha deuda antes del día 20 de diciembre, Ucrania habría entrado en situación de default ante la imposibilidad de pagar sus créditos, si bien es cierto que el FMI sacó adelante esta semana una reforma que claramente auxiliaba a Ucrania permitiendo al organismo dar liquidez a países en situación de impago público. La medida aprobada por el organismo presidido por Lagarde garantiza que Kiev pueda seguir recibiendo créditos del FMI aunque ahora no vaya a pagar su deuda de 3.000 millones de dólares a Rusia.

Ucrania ha dado un puñetazo sobre la mesa a pesar de que esta semana Moscú aceptó negociar la reestructuración del pago pendiente y dijo que aceptaría la devolución de los primeros 1.000 millones entre 2016 y 2018, siempre y cuando el gobierno ucraniano ofreciera garantías de cumplir sus compromisos.

Ucrania tiene que hacer frente a importantes pagos de deuda en los próximos ejercicios. De hecho, en 2016 tendría que enfrentarse al vencimiento de 3.825 millones en bonos, a lo que habría que sumar 3.196 millones de intereses. En 2019 es el año más difícil para Ucrania, pues vencen casi 6.000 millones en bonos y los intereses a pagar ese ejercicio son de 2.143.

DISTRIBUCIÓN DEUDA UCRANIA:
deuda ucrania


Recordemos que la calificación de la deuda de Ucrania está en el grado más especulativo, CCC, lo que implica “pocas esperanzas de pago”. De hecho, los seguros de impago de la deuda ucraniana (CDS) dejaron de existir en abril de este año, luego que se dispararan en cuatro meses más de un 400%, hasta alcanzar los 3.855 puntos.

COTIZACIÓN CFDs UCRANIA:
cds ucrania

 
La situación de quiebra técnica de Ucrania se ha reflejado en el desplome de su bolsa y su principal índice, el PFTS, pierde casi un 40% desde comienzos de año, si bien, hoy está rebotando muy ligeramente tras conocerse la decisión del gobierno del país de impagar a Rusia.

EVOLUCIÓN BOLSAS EUROPA DEL ESTE:
BOLSA UCRANIANA


La deuda de Rusia, por su parte, ya tiene calificación de “bono basura”, con una nota de BB+ según S&P 500. Ba1 por Moody’s y BBB- de Fitch. El fuerte abaratamiento del petróleo ha pasado factura a la potencia comunista. De hecho, desde la agencia Moody’s advierten que "la severa, y muy probablemente sostenida, caída del precio del petróleo, así como el acceso restringido de los inversores a los mercados internacionales debido a las sanciones impuestas, están minando los pilares de la economía rusa y acelerando el estrés financiero de los sectores público y privado".

DEUDA MUNDIAL:
DEUDA RUSIA