Fue curioso ver la reacción de las distintas plazas tras la reunión de diciembre, acostumbrados como estamos a que las intervenciones del italiano, desde que ocupa este cargo, siempre vayan acompañadas de reacciones alcistas. De hecho, en la rueda de prensa dio la impresión que incluso él se sentía contrariado por lo que estaban haciendo las bolsas y por las preguntas de unos periodistas que parecían no entender unas medidas, en su opinión, adecuadas y suficientes... de momento.
Lea también: El mercado no espera que Mario Draghi aumente las compras de activos del BCE en 2016

Fue curioso ver la reacción de las distintas plazas tras la reunión de diciembre, acostumbrados como estamos a que las intervenciones de Draghi, desde que ocupa este cargo, siempre vayan acompañadas de reacciones alcistas
En ese encuentro, en el que se esperaba un recorte del tipo de facilidad de depósito, se anticipaba también un aumento en la cantidad destinada al mes a la compra de activos. Lo primero se cumplió (en 10 puntos básicos en lugar de en los 20 anticipados) pero lo segundo no, manteniéndose la cantidad de 60.000 millones al mes en la compra de activos. Eso sí, el programa de compra se extendió hasta, como mínimo, marzo de 2017.
Sea como fuere, estas medidas no fueron suficientes para un mercado ávido de más dinero y de más estímulos que lo mantenga a flote y, como se ha dicho y recordarán, las bolsas se sintieron decepcionadas. De hecho, ya hay quien cree que a Draghi no le quedará más remedio, en el corto-medio plazo, que aumentar esa cantidad destinada a esa compra de activos. La pregunta es, ¿lo hará ya en esta reunión del jueves? Todo parece indicar que no y que, de hecho, va a ser otro encuentro decepcionante. ¿Por qué?
Lea también: Draghi decepciona a los inversores: el Ibex se desploma un 2,4% al cierre

LAS TRES RAZONES...
1. No va a haber otro recorte en la tasa de facilidad de depósito, algo que ya tendría en buena medida descontado el mercado. Las últimas actas del BCE revelaron que si Mario Draghi decide tomar otra medida de alivio, un recorte en el tipo de facilidad de depósito podría ser la opción preferida por un grupo más amplio del Consejo de Gobierno, y se le concede una posibilidad del 50% a esta decisión en la reunión marzo, "lo que, en nuestra opinión, es demasiado agresivo", dicen los expertos de Danske Bank. Aun así, estos analistas añaden que los precios del mercado ya estarían descontando esta posibilidad por lo que el encuentro se va a convertir en una decepción.
No va a haber otro recorte en la tasa de facilidad de depósito este jueves algo que ya tendría en buena medida descontado el mercado
2. El discurso de Draghi no va a variar y se va a mostrar "paciente". El presidente del BCE tiene que equilibrar los puntos de vista de las 'palomas' y los 'halcones' quienes defienden, respectivamente, más flexibilización o que ésta se mantenga o vaya a menos", señalan los expertos de Danske Bank. Por eso, seguirá mostrando un tono preocupado, especialmente, respecto a la inflación, lo que implica que los mercados continuarán anticipando una mayor flexibilización del BCE durante algún tiempo. Sin embargo, no incluirá en su discurso nuevas promesas ni se mostrará más agresivo a pesar de que, por ejemplo, las fuertes caídas del petróleo se han afianzado como una amenaza añadida a la inflación.
3. Las encuestas hablan de nuevas medidas... pero a partir de la primavera: las encuestas dejan bastante claro que no habrá movimientos hasta más adelante. Según Bloomberg, el 61% de los economistas encuestados espera más medidas para este año, el 45% las espera para marzo y un 34% para junio. Por ejemplo, desde JP Morgan sostienen que el banco podría reducir su tasa de depósito en 10 puntos básicos y extender su programa de flexibilización en seis meses pero que esto no se vería hasta junio. Por su parte, los expertos de Bank of America Merrill Lynch también hablan de una actuación "al final de la primavera".
Lee además:
Draghi insiste: 'El BCE intensificará los estímulos si es necesario'
¿Qué dicen los expertos el día después de Draghi? 'Mucho ruido y pocas nueces'