Telefónica ha presentado hoy en Barcelona, dentro del Mobile World Congress (MWC) el prototipo de 3GBox, un módem USB 3G hasta ahora único en el mundo que se conecta a las redes de banda ancha móvil y que permite un almacenaje prácticamente ilimitado basado en tecnología Cloud Computing.

Su apariencia es la misma que la de un pen drive con la diferencia de que los contenidos en lugar de guardarse en local son "subidos" a la Red. De esta forma, el usuario tiene la seguridad de que sus datos están almacenados correctamente en un repositorio con una capacidad muy superior a la de un pen drive tradicional pero con la misma experiencia de uso.

El usuario no notará ningún retardo al subir los contenido gracias a la conexión HSPA+ del 3Gbox, que le permite alcanzar velocidades de hasta 21 Mbps de bajada y 5,76 Mbps de subida en las ciudades españolas en las que Telefónica tienen desplegada ya infraestructura HSPA en la red 3G. En el resto del territorio nacional, la velocidad es de hasta 2Mbps de subida y 10Mbps de bajada.

Además su capacidad de autoconexión facilita la descarga y subida de contenidos con total facilidad. Su sistema de caché inteligente mejora la experiencia de usuario y sus canales alternativos de acceso (web) posibilitan compartir contenidos.

Con el prototipo 3GBox de Telefónica el usuario puede escoger la capacidad de almacenamiento que más le interesa: compartir los contenidos con sus contactos; ver vídeos subidos a la carpeta en red en streaming o escuchar música, sin tener que descargarse el fichero entero para empezar a reproducirlo.

El uso de 3GBox es extremadamente simple, pues la instalación del software apropiado y la conexión a la red 3G se efectúan automáticamente al insertar el pen drive. Además tiene un procedimiento de actualización automática para nuevas versiones y parches.


El proyecto 3GBox ha sido desarrollado por Telefónica I+D, en colaboración con otras unidades de negocio e innovación de Telefónica, dentro del Plan de Innovación Global del Grupo. Para la concepción de este producto se han seguido metodologías de diseño centrado en el usuario, que permiten validar los conceptos con usuarios reales desde fases muy tempranas del desarrollo. La compañía ya ha iniciado los trámites necesarios para obtener la patente de esta novedosa tecnología.
Para la producción de este dispositivo, la compañía de César Aliertaha contado con la colaboración de Sierra Wireless, compañía que también creó para la multinacional española el primer modem HSPA+ del mercado preparado para navegar con una velocidad de hasta 21Mbp.

Con este proyecto piloto, Telefónica pretende satisfacer las demandas más generalizadas de los usuarios: disponer de una capacidad prácticamente ilimitada de almacenamiento y no tener que preocuparse del correcto funcionamiento del USB o de que éste se deteriore; en definitiva, poder guardar sus contenidos y que a la vez estos se almacenen en la Red.