Telefónica ha colocado en el mercado de renta fija 2.000 millones de euros repartidos en 2 tramos, un tramo de 4 años de vencimiento por 1.250 millones y otro de 15 años por 750 millones. 

Telefónica ha conseguido bajar de la barrera del 2% en el tramo más largo de 15 años aprovechando el bajo nivel de tipos de interés, y las actuales condiciones de mercado y emitir con los cupones más bajos de su historia en dichos plazos, siendo de 0.318% para el tramo de 4 años y 1.93% en el tramo de 15 años.
 
La operación ha sido muy bien acogida por los inversores institucionales, de forma que pese al elevado importe levantado, el libro de órdenes ha llegado a 4.000 millones de euros lo que ha permitido que la emisión se haya sobresuscrito en 2 veces y reducir el margen inicialmente ofrecido a los inversores en 10 p.b. en el plazo de 4 años y 5 p.b. en la plazo de 5 años. Destacar que se han recibido aproximadamente  300 órdenes dominadas por inversores internacionales.
 
Esta emisión se engloba dentro de la política de financiación llevada a cabo por Telefónica este año, acudiendo tanto a los mercados de préstamos como a los mercados de bonos, tanto convertibles como “senior” e híbridos, diversificando de este modo sus fuentes de financiación y que ha permitido obtener financiación desde comienzos de año por un importe cercano a los €9bn.
 
Los bancos colocadores han sido Barclays, BBVA, BNP Paribas, CaixaBank, HSBC, Lloyds y SMBC Nikko.
 
El cierre y desembolso final de la operación será el próximo 17 de octubre de 2016.