Talgo ha publicado un beneficio neto ajustado de 65,2 millones de euros, que supone un 98% más que los publicados en el mismo período. La compañía destaca la ejecución de la cartera según lo previsto, con una cifra de negocio que se incrementó un 38% y cartera de pedidos por valor de 3.375 millones. 


Seis meses distan desde que Talgo saliera a cotizar al parqué español y lo cierto es que parece que la cotización no refleja los fundamentales publicados. Hoy ha hecho públicos unos beneficios de 65,2 millones de euros, que suponen un incremento del 98% desde los publicados en el mismo período de un año antes, con una cartera de pedidos que se colocó en los 3.375 millones. La ejecución de la cartera de pedidos permite obtener un Ebitda ajustado de 77 millones de euros – un 75% por encima de lo publicado en el mismo período de un año antes- con un Ebit que se incrementa en más del 23%.



La compañía prevé cerrar el año con un beneficio neto superior al previsto al contabilizar el Plan de incentivos (MIP) en acciones directamente contra reservas en el balance neto de impuestos. En cuanto a la deuda financiera neta estimada para finales de año, la compañía cree que estará en torno a las 1,2x-1.3 x Ebitda considerando los costes de la IPO y MIP (112 millones de euros), el primer pago por la adquisición de Tulpar (23 millones de euros), el retraso en la venta de trenes de Wisconsin (15 millones de euros) y la cancelación de Damman-Riyadh.