“Este mes parece que no ha ocurrido nada en las bolsas”, asegura José Luis Herrera, de CMC Markets.

“No ha habido nada nuevo sobre la posible resolución del conflicto con Grecia. Estamos en una lateralidad que es previsible que vaya a continuar en las próximas semanas. En el caso de España tenemos esa incertidumbre política, además.

La tendencia previa del mercado es alcista y mientras se respeten los mínimos del mes anterior, en los 10.900 puntos, no hay motivos para pensar lo contrario. Esta semana ni siquiera se han vuelto a tantear estos niveles. Lo normal sería que, en ausencia de noticias, se rompieran esos niveles al alza como la superación de los 11.650/11.700 puntos”.

Respecto a las compañías, “están siendo penalizados valores ligados a obra pública, aunque siendo solventes, es el caso de constructoras, el sector bancario, que son atractivos y pueden ser aprovechados para comprar en correcciones. Otros títulos ligados al consumo de la demanda doméstica también. Es el caso, en general, de Bankinter y Banco Sabadell y pequeñas compañías ligadas al consumo que podrían reflejar una recuperación”.

En terreno de divisas, el euro ha pasado a estar “en un ángulo estrecho. El soporte a corto está en el 1,08 y la resistencia en los 1,1050. Mientras que no se perfore este nivel, no se puede hablar de paridad en la moneda. Lo veo tanteando la zona de 1,14/1,15”.

Además, “la bolsa americana presenta una fuerza que no se esperaba. Esta semana hemos conocido datos que han venido a confirmar la fortaleza de la economía americana y a corto plazo lo que hace es penalizar las cotizaciones porque anticipa una subida de tipos. Hay que tener en cuenta que la fortaleza del dólar perjudica a sus compañías que son mayoritariamente exportadoras”.


*Declaraciones a Radio Intereconomía