Santander apuesta fuerte por su negocio en México y ha anunciado la mayor inversión del grupo desde que está presente en el país, 687 millones de euros, que destinará para impulsar la tecnología en su filial en los próximos tres años.

La incertidumbre inunda el mercado y la economía mexicana desde la entrada de Donald Trump en la Casa Blanca. Desde comienzo del año, el peso mexicano se ha devaluado de forma acelerada. El 8 de noviembre, día triunfal para Trump, la moneda mexicana alcanzó su punto álgido, cuando el par USDMXN marcó máximo históricos en 21,38 dólares, o lo que es lo mismo, el peso mexicano acumuló una devaluación del 24%. Además, EEUU es el principal socio comercial de México, por lo que se teme que el proteccionismo de Trump y su afrenta personal contra el país vecino puedan conllevar un recorte de 0,3 pb de PIB, además de una venta masiva de bonos mexicanos.
 
A pesar de ello, Santander ha puesto su confianza en México, ha anunciado la mayor inversión que ha efectuado el grupo en el país, de 15.000 millones de pesos, alrededor de 687 millones de euros,  en los próximos tres años.

Tiene como objetivo evolucionar tecnológicamente y mejorar su red de sucursales. Héctor Gris, el presidente ejecutivo de la filial en México,  ha confirmado que “el grupo ha tomado la decisión de reforzar el proyecto de Santander en el país y esta inversión demuestra la confianza que Banco Santander tiene en México y su compromiso con el país, su gente, sus empresas y su futuro”.

Santander ha encontrado razones para confiar en el país mexicano, su filial en este país aporta el 7% del beneficio al banco español, por detrás de España (14%), Reino Unido (19%) y Brasil (20%), según los datos del tercer trimestre del año. Además el grupo estima que en el año 2018 alcancen los 18,5 millones de clientes, apoyándose en la buena marcha que ha tenido México, ya que obtiene de media 540.000 clientes más por año.  



Hay más buenas noticias, tras la victoria de Trump, la moneda mexicana  ha sufrido mucha inestabilidad, pero ha recuperado ya algo más del 4%. Héctor Gris parece positivo, aclaró que el sector de empresas “sigue siendo una columna vertebral del banco en México, ya que la entidad es la segunda en volumen de créditos a las compañías. Además, para el próximo año, el crecimiento del crédito viene fuerte, pues se espera un alza de doble dígito para el 2017”. La cartera de crédito de la entidad llegó a alcanzar los 598.829 millones de euros al finalizar el tercer trimestre, lo que supone un crecimiento del 13,8% por año. La filial mexicana del Santander cuenta con unos activos totales que suman 1.242 millones de pesos, se encuentra un puesto por detrás del BBVA Bancomer.

Al parecer, Santander tiene más razones para seguir adelante con su filial debido a que la tasa de morosidad del país mexicano es una de las más bajas,  sitúa a México en el tercer puesto, alcanzando una tasa del 2,95, tan solo por detrás de Estados Unidos (2,24) y Reino Unido (1,47).