La mayor SOCIMI de España ha anunciado la compra de Testa por un precio de 1.793 millones en el plazo de un año. 

La compañía dirigida por Ismael Clemente ha llegado a un acuerdo con la constructora Sacyr para hacerse con su filial en una operación que se llevará a cabo en tramos y fases sucesivas que deberán de ultimarse antes del 30 de junio de 2016.

En la primera fase de este acuerdo, el Consejo de Administración de Testa ha realizado una ampliación de capital a través de la cual Merlin Properties ha tomado el control del 25% de la compañía.

Previamente, ha acordado también este lunes una reducción de capital y ha repartido un dividendo extraordinario, que Sacyr ha percibido mediante la compensación del préstamo intercompañías existente y el cobro de 238 millones en metálico.
Los restantes 1.555,24 millones corresponderán a la venta del 74,6% en poder de Sacyr tras la ampliación, según informa la compañía presidida por Manuel Manrique.

La adquisición de la totalidad de las acciones de Testa propiedad de Sacyr, el 99,6%, no está asociada a ninguna otra operación de desinversión y permite a Sacyr alcanzar la estructura financiera deseada para desarrollar su programa estratégico.

Con esta operación, Sacyr explica que mejorará de forma significativa su posición financiera y podrá desarrollar su programa estratégico global en los negocios de construcción, concesiones de infraestructuras, servicios e industrial. De esta forma, busca convertirse en una de las referencias internacionales en los sectores y países en los que opera, aumentando su cuota de mercado y capacidad de afrontar más y mayores retos empresariales.

Merlín cerró 2014 con una cartera de activos valorada en 2.231 millones de euros, que suman 680.000 metros cuadrados de superficie y generan unas rentas anuales de 132 millones de euros.

Por su parte, Testa, a la que algunos analistas valoran en 1.900 millones de euros, cuenta con una cartera de activos inmobiliarios en renta, todos ellos en España, fundamentalmente en Madrid y Barcelona, que suman una superficie total de 1,05 millones metros cuadrados de superficie y en la que sobresale uno de los cuatro rascacielos del Norte del Paseo de la Castellana de Madrid.