El resultado neto ajustado del primer trimestre ascendió a 572 millones, un 38% menor respecto al resultado del mismo trimestre del año anterior, mientras que el resultado neto alcanzó 434millones, un 43% menos. Los resultados han estado impactados por el entorno de bajos precios del petróleo y gas y por los altos márgenes de la química y el refino. 

El EBITDA del primer trimestre de Repsol alcanzó 1.242 M€, un 6% superior al mismo periodo de 2015.

El flujo de caja operativo generado en el primer trimestre de 2016 fue de aproximadamente 1.000 M€ y cubrió los desembolsos realizados durante el periodo para afrontar las inversiones netas y los pagos por dividendos.
 
La deuda financiera neta del Grupo, al final del primer trimestre de 2016, se situó en 11.978 M€, en línea con la deuda neta registrada al cierre de 2015 a pesar del complejo entorno de precios. El ratio de deuda neta sobre capital empleado se situó en 29,7% al cierre del trimestre.
 
El resultado de las operaciones en el primer trimestre de 2016 ascendió a 63 M€ de gasto neto, frente a los 28 M€ de gasto neto correspondientes al mismo período del año anterior, debido la incorporación de los costes de Corporación de Talisman desde el 8 de mayo de 2015. Este efecto ha sido parcialmente compensado por los menores costes registrados en el centro corporativo de Madrid en el primer trimestre de 2016.

Se ha avanzado en la consecución del objetivo estratégico de Sinergias y Eficiencias, cuyo importe está previsto que supere este año los 1.100 M€. En el primer trimestre se ha capturado el 62% del objetivo del año 2016 y al cierre del trimestre se ha materializado y contabilizado el 22% del objetivo anual.

 Por áreas de negocio:
El resultado neto ajustado de Upstream ha sido positivo, a pesar de que el crudo Brent registró una media trimestral de 34 $/bbl, y superior en 207 M€ al obtenido en el mismo período del año 2015, debido principalmente al impacto de los menores gastos de exploración, la mayor producción –por la contribución de los activos adquiridos –  así como al impacto positivo de 161 M€ de los impuestos – como consecuencia de la apreciación de las monedas locales  ‐ todo ello parcialmente compensado por los menores precios de realización de crudo y de gas.  

En Downstream, el resultado neto ajustado fue un 4% superior al del mismo período del año anterior debido a la fortaleza del negocio petroquímico y a la menor tasa impositiva en España. Estos impactos positivos han sido compensados parcialmente por la menor contribución a resultados de Gas & Power – debido al suave invierno en Norteamérica – y del Refino, donde, no obstante, los indicadores del negocio siguen estando en niveles sólidos.

En Gas Natural Fenosa, el resultado neto ajustado ha sido de 99 M€, un 19% inferior al del mismo trimestre de 2015, debido principalmente a la menor contribución a resultados del negocio de comercialización de gas, como consecuencia de menores márgenes, y de los negocios de distribución de electricidad y gas en Latinoamérica. o En Corporación y Ajustes, el resultado neto ajustado se sitúa en ‐100 M€.
 
 
repsol