La farmacéutica Reig Jofre inauguró ayer de la mano de las autoridades locales representadas por D. Antoni Poveda, alcalde de Sant Joan Despí (Barcelona), un nuevo laboratorio analítico de desarrollo y control de calidad en la planta que la compañía tiene en esta localidad.
 
Las nuevas instalaciones cuentan con una superficie de 1200 m2 , permitirán aumentar capacidades y reforzar las áreas de cromatografía y microbiología con los equipos necesarios para incorporar técnicas de “microbiología rápida” con las que acortar tiempos de respuesta, aumentar la eficiencia y reducir costes. Asimismo, se dispondrá de las facilidades necesarias para abordar proyectos biotecnológicos de mayor envergadura.

En este sentido, se espera que las nuevas instalaciones permitan reforzar el posicionamiento de Reig Jofre como socio estratégico en el desarrollo y producción de liofilizados, para aquellas compañías que requieren estabilizar y liofilizar activos complejos innovadores e industrializar los lotes para investigación clínica y comercialización.

El nuevo laboratorio analítico cumple con las directrices fundamentales establecidas en las normas de correcta fabricación (NCF), que definen los estándares de calidad en la fabricación de medicamentos, así como los principios de buenas prácticas de laboratorio (BPL) y la prevención de riesgos laborales (PRL). Asimismo, además de permitir aumentar capacidades, se reforzarán los controles de calidad que Reig Jofre lleva tiempo implementando para cumplir y mantener los exigente requerimientos de las principales agencias evaluadoras de medicamentos, EMA, Europa; FDA, EEUU; PMDA, Japón; KFDA, Corea y ANVISA, Brasil.

La inversión para llevar a cabo esta mejora ha ascendido a 4 millones de euros y se enmarca en una decidida política de inversiones para hacer frente a proyectos en curso de crecimiento industrial y comercial, que incluye ampliación de la capacidad productiva y mayores inversiones en I+D. La sede de Sant Joan Despí superó en 2016 los 330 empleados, de los cuales, 110, adscritos al nuevo laboratorio.

Reig Jofre cerró el ejercicio con 927 empleados, tras 72 nuevas incorporaciones a lo largo de 2016 en diferentes sedes de la compañía. La internacionalización es uno de los pilares estratégicos de crecimiento establecidos en el plan de la compañía y un óptimo control de calidad es imprescindible para abordar los importantes retos de entrada en estos mercados.