Los resultados de los test de stress a los bancos europeos tradicionalmente han venido generando ruido inversor, deshaciendo al poco tiempo las reacciones iniciales (alcistas o bajistas).

En el presente informe estudiamos el comportamiento del índice EUROSTOXX BANKS tras los resultados de los test de estrés realizados por la EBA.
 
Año 2009:


El índice cae un 6% los siguientes días tras conocerse los resultados.
Pocos días después recupera el 100% de lo caído.
  
Año 2010:



El índice sube un 9% los siguientes días tras conocerse los resultados.
Pocos días después pierde el 100% de lo subido.
  
Año 2011:



El índice cae un 5% los siguientes días tras conocerse los resultados.
Pocos días después recupera el 100% de lo caído.
  
Año 2014:



El índice cae un 9% los siguientes días tras conocerse los resultados.
Pocas semanas después recupera el 100% de lo caído.
  
Año 2016:



El índice acumula una caída del 7,5% días tras conocerse los resultados, en línea con caídas anteriores.
 
 
CONCLUSIONES:
 
Los resultados de los test de stress a los bancos europeos tradicionalmente han venido generando ruido inversor, deshaciendo al poco tiempo las reacciones iniciales (alcistas o bajistas).
 
La mayor parte de las veces los resultados han provocado caídas (¿vende con la noticia?), pero al cabo de poco tiempo estas caídas se recuperaban totalmente.