“La compra de Alcatel-Lucent por 15.600 millones de euros por parte de Nokia es una operación algo cara y un movimiento defensivo por parte de la finlandesa”. 

“Pero lo bueno es que volvemos a tener operaciones corporativas y mediante el intercambio de acciones, lo que no hace que tengan que tirar de cartera”, afirma el experto en declaraciones a Radio Intereconomía.

En este sentido, “hemos tenido muchas colocaciones aceleradas de distintos accionistas de referencia y bastantes compañías con caja que han estado retraídas por la complicada situación macro, pero ahora van a animarse a salir de compras”. ¿En qué sectores? “en el caso de las telecom, hemos tenido grandes movimientos, como Vodafone, Jazztel, etc, y también podríamos ver más movimientos corporativos en el petrolero y en el industrial”.

Adem,as “los resultados empresariales están siendo positivos, como Nestlè o Burberrys, y, es que, puede parecer que el mercado está caro, pero es porque el consenso no ha movido ficha, pero se van a acabar mejorando las expectativas y vamos a tener crecimientos de doble dígito. Además, las subidas tienen que venir apoyadas por el sector bancario pues, por ejemplo, en el Stoxx 600 se espera una subida del 8%, mientras que si incluimos financieras, el crecimiento aumenta un 1,8%”.