MADRID, 08 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Tras la decisión de partir en dos a BES para crear un banco malo con sus activos problemáticos y una nueva entidad Novo Banco, los expertos aseguran que los pequeños accionistas del banco serán los que más pérdidas sufrirán. La razón es que cualquier inversor que hubiera apostado por un contrato de seguro de protección (CDS) para la deuda subordinada no será compensado.Los contratos de seguros vinculados a la deuda de Banco Espírito Santo serán transferidos al nuevo banco creado como parte del paquete de rescate para salvar a la entidad, según comunicó la ISDA (International Swaps and Derivatives Association).
Los CDS están diseñados para compensar a los inversores en caso de impagos
Estos contratos de seguro, también conocidos como CDS, están diseñados para compensar a los inversores si el prestatario no paga, pero la ISDA determinó esta semana que la decisión de partir BES no daría lugar a un pago de estos contratos.

Sin embargo, este contrato entrará de nuevo en vigor y se reembolsará la cantidad únicamente si la nueva entidad, Novo Banco, no cumple con sus obligaciones de deuda.

UNA PARTICIÓN PARA CREAR NOVO BANCO
El Banco Central de Portugal decidió partir en dos a BES por las dificultades financieras por las que atraviesa el grupo Espírito Santo y su principal accionista. De esta manera, las acciones de BES, los bonos junior y los activos problemáticos se mantendrán en el antiguo banco, mientras que los depósitos, los bonos senior y los activos no problemáticos sí que se trasladarán a Novo Banco.