Hasta ahora, la entidad presidida por Ángel Ron había comunicado su intención de cerrar aproximadamente 300 oficinas, sin llegar a concretar la cifra como ha hecho hoy. Finalmente serán 302 las sucursales que dejen de operar, y que “por motivos de proximidad o por rentabilidad, se integrarán en otras ya existentes”.
Asimismo, las direcciones territoriales se reducen a Andalucía, Cataluña y Baleares, Centro, Levante, Norte y Pastor, además de Portugal. En 2014, cuando realizó otra reorganización de su estructura comercial, mantuvo la cifra en ocho, que ahora recorta hasta cinco.
Por su parte, las direcciones territoriales pasan de un total de 39 hasta 25, ya que Popular fusionará 14. Adicionalmente y “como consecuencia de la separación llevada a cabo entre el negocio principal y el inmobiliario”, se crean otras cuatro nuevas direcciones regionales que se encargarán de la gestión del negocio inmobiliario y de otros activos no productivos: Cataluña-Levante, Andalucía, Centro y Norte.
“Estos cambios se irán materializando de forma gradual en el tiempo tratando de acompasarlo con la puesta en marcha del proceso de reordenación de plantilla que en estos momentos se está negociando con la representación de los trabajadores del banco”, señala Popular en un comunicado. El recorte de 2.900 trabajadores, según la última actualización de las negociaciones, comprende 1.800 prejubilaciones y el despido de 1.100 personas.
Con esta reestructuración, agrega, la entidad “se enfrenta a una nueva etapa en la que, manteniendo su modelo de negocio y su independencia, apuesta por una gestión en la que prima la rentabilidad y la especialización”.
Lea además:
Banco Popular anuncia que volverá a repartir dividendo en efectivo en 2017

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar