En concreto, la encuesta de gestores de fondos correspondiente al mes de julio que realiza Bank of America Merrill Lynch muestra que los niveles de efectivo en cartera se han disparado después del Brexit. Así, el volumen de liquidez o dinero en efectivo ha aumentado hasta el 5,8% (ver cuadro tras el texto), lo que supone una décima más que el mes pasado y, lo más llamativo, el porcentaje más alto desde noviembre de 2001, habiendo pasado entre medidas por recesiones en la economía y auténticos derrumbes en las bolsas.
Lea también: Podríamos estar ante una crisis como la de Lehman Brothers, según el primer ministro de Japón
La flexibilización fiscal podría ser un catalizador táctico para los activos de riesgo en el futuro
El pesimismo de los gestores se concentra especialmente en bancos y en renta variable europea en general, a tenor de los flujos de entradas y salidas que tienen pensado realizar los gestores en julio respecto al mes anterior. Las mayores compras de producen en Estados Unidos, y por segmentos en empresas industriales, energéticas y en tecnológicas.
Cabe destacar que las asignaciones en renta variable europea están infraponderadas en las carteras por primera vez en tres años, lo que muestre la pérdida de atractivo de las acciones del viejo continente con el Brexit, después de que el pasado 23 de junio los británicos decidieran romper con la Unión Europea. Otra consecuencia de esto es que las posiciones cortas sobre acciones localizadas en Reino Unido están en su nivel más alto desde 2009.
Lea también: ¿Dónde están los límites de las políticas monetarias de los bancos centrales?
GOBIERNOS Y BANCOS CENTRALES
Un hecho relevante del informe de Bank of America Merrill Lynch es que el 44% de los encuestados piensa que la política fiscal a nivel global es demasiado restrictiva, lo que supone un nuevo récord, y además las expectativas de "helicópteros de dinero" en los próximos 12 meses se han incrementado desde el 27% en junio hasta el 39% en julio. Es decir, gran parte de los gestores espera que los bancos centrales se lancen a distribuir directamente dinero, lo que podría ser mediante compra de emisiones de bonos de los Gobiernos para que estos aumenten el gasto público.
Así, "la flexibilización fiscal podría ser un catalizador táctico para los activos de riesgo en el futuro", apunta Michael Hartnett, estratega jefe de inversiones del banco. Por su parte, los mayores riesgos para el mercado son los geopolíticos, seguidos de un aumento del proteccionismo en las economías, especialmente con el Brexit, según opinan los gestores.

Lea además:
El Ibex coge impulso en medio de los resultados y a la espera de la reunión del BCE
Siete años de la quiebra de Lehman Brothers: ¿Recuperación en el dañado sector financiero británico?
¿Cómo evolucionan las principales bolsas mundiales desde la quiebra de Lehman Brothers?
Así se preparan brokers y gestores de fondos para el Brexit: esperan un movimiento 'brutal' del mercado
¿Ya no hay pánico en el mercado? El VIX o 'índice del miedo' cae a niveles previos al Brexit
El FMI revisa sus previsiones a nivel mundial: rebaja el crecimiento de España al 2,1% para 2017
¿Pánico en el mercado? La rentabilidad del bono japonés a 20 años, en negativo por primera vez
Italia prepara medidas para proteger a sus bancos tras el pánico desatado por el Brexit
¿Europa se contagia del 'Brexit'? Italia, Francia y Holanda, 3 países bajo la lupa