OHL cerró el ejercicio 2016 con un beneficio neto atribuible negativo de 432,3 millones de euros, entrando en pérdidas de los 55,6 positivos registrados en 2015. El ebitda descendió un 77%, hasta 223 millones, mientras que redujo un 27,4% su deuda hasta los 2.911 millones.
 
El grupo de infraestructuras y construcción OHL indica que desafectadas de la re-estimación de objetivos y a tipo de cambio constante, las Ventas, el EBITDA y el Beneficio Neto del Grupo hubieran experimentado una variación del -5,4%, -12,5% y 345,1%, respectivamente.
 
OHL redujo en un 73% la deuda corporativa de Concesiones, eliminando por completo las financiaciones con riesgo de triggers, y se han amortizado anticipadamente bonos por importe de 84,8 millones de euros.

La cifra de negocio del Grupo en el ejercicio 2016 ha ascendido a 3.862,6 millones de euros, un 11,6% inferior a la registrada en el ejercicio 2015, debido principalmente a la División de Construcción, así como al efecto adverso del tipo de cambio medio en las monedas en las que opera el Grupo.
 
Esta reducción se ha visto muy favorecida por la rotación de activos no estratégicos. Esta rotación, 1.590 millones de euros en 2016 y 627 millones de euros en los dos primeros meses de 2017, que ha sido realizada de forma especialmente intensa desde la segunda mitad del ejercicio con plusvalías en todos y cada uno de los casos, obteniéndose un resultado neto de 330,2 millones de euros en 2016 y aproximadamente 100 millones de euros adicionales en los dos primeros meses de 2017.
 
En cuanto a su filial mexicana, OHL México, cuenta con un valor de mercado a cierre de ejercicio de aproximadamente 922,3 millones de euros, o de 522,3 millones de euros neto de la deuda que tiene asociada, lo que representa 1,2x el importe de la Deuda Neta con Recurso a cierre de ejercicio en términos brutos, 0,7x sin la deuda que tiene garantía de acciones de OHL México (400 millones de euros del bono canjeable).