MSD, más conocido como Merck (NYSE:MRK) en Estados Unidos y Canadá, ha anunciado hoy la presentación por primera vez de los hallazgos de la investigación del uso de KEYTRUDA® (pembrolizumab), la terapia anti-PD-1 de la empresa, como monoterapia en pacientes con carcinoma de nasofaringe avanzado (NPC), un tipo de cáncer de cabeza y cuello, cuyos tumores expresan PD-L1 (≥1 % de las células en nidos tumorales o bandas PD-L1+ en el estroma). Los datos procedían de un estudio de fase 1b (KEYNOTE-028) y mostraron un índice de respuesta general (confirmado y no confirmado) del 22,2 % (95 % CI, 8,6-42,3) en pacientes evaluables (n=27) que fueron tratados con KEYTRUDA. Los resultados fueron presentados en una sesión oral por el doctor Chiun Hsu, del Hospital Universitario Nacional de Taiwán, en el Congreso Europeo del Cáncer en Viena (compendio nº 2801).

« El carcinoma de nasofaringe avanzado es una forma grave de cáncer de cabeza y cuello, a menudo relacionado con un mal pronostico», afirmó el doctor Hsu. «Los datos presentados en el Congreso representan el potencial para nuevos enfoques para tratar este tipo de cáncer, para el que actualmente existen limitadas opciones de tratamiento, y respaldan la necesidad de investigación adicional sobre cómo KEYTRUDA puede funcionar en determinados tipos de cáncer de cabeza y cuello».

MSD ha iniciado un programa de desarrollo clínico integral para evaluar KEYTRUDA en el cáncer de cabeza y cuello, en varias líneas de terapia, como monoterapia y en combinación con la quimioterapia, además de otros agentes. En KEYNOTE-028, KEYTRUDA está siendo evaluado en pacientes con NPC avanzado inoperable que no está respondiendo al tratamiento actual o para el cual el tratamiento actual no es adecuado. Este es el segundo estudio que muestra la actividad temprana de KEYTRUDA en pacientes con cáncer de cabeza y cuello y el primer estudio de una terapia anti-PD-1 en demostrar la actividad clínica en pacientes con NPC recurrente o metastásico. Para más información sobre nuestros ensayos clínicos oncológicos, visitewww.keynoteclinicaltrials.com.

«Las conclusiones que se derivan de este ensayo vuelven a demostrar que KEYTRUDA funciona para una amplia variedad de cánceres, incluidos aquellos que son difíciles de tratar con tratamientos estándares», ha afirmado el doctor Roger Dansey, vicepresidente y responsable del área terapéutica del área de desarrollo oncológico de etapa avanzada de Merck Research Laboratories. «Según estos y otros resultados hasta la fecha, seguimos progresando en un programa clínico integral para cabeza y cuello para KEYTRUDA, y nos centramos en desplegar todo su potencial para abordar las necesidades de tratamiento no satisfechas de los pacientes con cánceres difíciles de tratar como el carcinoma de nasofaringe».

Resultados adicionales sobre el carcinoma de nasofaringe del KEYBITE-028

KEYBITE-028 es un ensayo activo, multicohorte, no aleatorio de fase 1b variado (un diseño de ensayo que permite el estudio de múltiples subpoblaciones con diferentes tipos de tumores o tipos histológicos en un solo estudio) que evalúa la seguridad, tolerabilidad y la actividad antitumoral de la monoterapia con KEYTRUDA (10 mg/kg dosificado cada dos semanas) en más de 450 pacientes en 20 tipos de cáncer diferentes. El estudio fue diseñado para evaluar a pacientes con tumores sólidos avanzados que expresan PD-L1 y que no han respondido a la terapia actual o para los cuales la terapia actual no es adecuada.

Estos hallazgos tempranos en 27 pacientes pretratados con NPC avanzado mostraron un índice de respuesta general del 22,2 % (n=6/27) (per RECIST v1.1), incluidas seis respuestas parciales (95 % CI, 8,6-42,3). Además, el 55, 6 % de los pacientes presentaba una enfermedad estable (n=15/27) (95 % CI, 35,3-74,5), el índice de control de la enfermedad era del 77,8 % (n=21/27) (95 % CI, 57,7-91,4), y se consiguió la reducción del tumor en el 67 % de los pacientes. El índice de supervivencia libre de progresión era del 49,7 % y el índice de supervivencia a los 12 meses era del 28,9 %. La duración de seguimiento promedio para pacientes evaluables fue de 12,9 meses (margen 2,2 - 15,0) y la duración de respuesta media fue de 10,8 meses (margen 4,8 - 10,8).

Los episodios adversos estuvieron generalmente en línea con los datos de seguridad anteriormente indicados para KEYTRUDA. Los episodios adversos relacionados con el tratamiento y evaluados por el investigador de grado 3-5 fueron hepatitis (n=2), neumonitis (n=2), anemia (n=1), dolor facial (n=1), aumento de la creatina-cinasa en sangre (n=1), proteinuria (n=1) y septicemia (n=1). Los episodios adversos de origen inmunológico fueron hipotiroidismo (n=5), hepatitis (n=4) y neumonitis (n=3). Se registró un fallecimiento relacionado con el tratamiento debido a septicemia bacteriana.

Sobre PD-L1 y expresión PD-L1

PD-L1, también llamado ligando de muerte programada 1, es una proteína expresada en muchos tipos de células, incluidas algunas células cancerígenas. En condiciones normales, la interacción de PD-L1 con otra proteína, llamada receptor de muerte programada 1 (PD-1), sirve como importante punto de control del sistema inmunológico, ya que mantiene el sistema inmunológico en equilibro y evita que el cuerpo ataque a sus propias células cuando existe una inflamación o infección. Sin embargo, cuando los tumores cancerosos expresan PD-L1, son capaces de escapar a la detección y la destrucción de los linfocitos T citotóxicos, un tipo de célula inmunitaria que destruye el cáncer, lo cual permite la supervivencia y crecimiento del tumor. La expresión PD-L1 del tumor ha sido observada en varios niveles en muchos tipos de tumores, incluido el cáncer de mama, de pulmón, de vejiga y el carcinoma de nasofaringe. Se están investigando altos niveles de expresión PD-L1, llamada sobreexpresión, para su uso potencial para ayudar a identificar a pacientes con una probabilidad mejorada para responder a determinados enfoques de tratamiento con base inmunológica.

 

Sobre el cáncer de nasofaringe

El cáncer de nasofaringe (NPC) es un tipo de cáncer de cabeza y cuello que se inicia en las células epiteliales que revisten la superficie de la nasofaringe, la parte superior de la garganta detrás de la nariz y cerca de la base del cráneo.1 Hay tres tipos de NPC, según el aspecto de las células cancerígenas al microscopio: el carcinoma celular escamoso queratinizante, el carcinoma diferenciado no queratinizante y el carcinoma no diferenciado.1 Entre los principales factores de riesgo del NPC se encuentra tener antepasados chinos o asiáticos, estar expuesto al virus de Epstein-Barr y beber grandes cantidades de alcohol.2 En la mayor parte del mundo (incluidos los Estados Unidos), se registra menos de un caso de NPC por cada 100.000 habitantes al año.3 En 2015, se prevé que aparezcan unos 3.200 casos de NPC en Estados Unidos.3

SobreKEYTRUDA® (pembrolizumab)

KEYTRUDA es un anticuerpo monoclonal humanizado que bloquea la interacción entre PD-1 y sus ligandos PD-L1 y PD-L2. Al unirse al receptor PD-1 y bloquear la interacción con los ligandos del receptor, KEYTRUDA libera la inhibición de la respuesta inmunológica por la vía del PD-1, que incluye la respuesta inmunológica antitumoral.

KEYTRUDA está indicado en el tratamiento de pacientes con melanoma no operable o metastásico y progresión de la enfermedad después de la administración de ipilimumab y, si la mutación BRAF V600 es positiva, un inhibidor de BRAF. Esta indicación está aprobada, mediante visto bueno rápido, según el índice de respuesta tumoral y la duración de la respuesta. Aún no se ha establecido una mejora en la supervivencia o en los síntomas relacionados con la enfermedad. La aprobación continuada de esta indicación está supeditada a la verificación y descripción del beneficio clínico en los ensayos de confirmación.

El programa de desarrollo clínico KEYTRUDA se ha ampliado rápidamente para abarcar más de 30 tipos de tumores en más de 130 ensayos clínicos, de los cuales, más de 70 ensayos combinan KEYTRUDA con otros tratamientos contra el cáncer. Los ensayos que permiten el registro de la monoterapia con KEYTRUDA incluyen actualmente pacientes con melanoma, NSCLC, cáncer de cabeza y cuello, cáncer de vejiga, cáncer de estómago y linfoma de Hodgkin. Hay ensayos adicionales planificados para otros cánceres.

Importante información de seguridad seleccionada para KEYTRUDA

Se detectó neumonitis en 12 (2,9 %) de 411 pacientes, incluidos casos de grado 2 o 3 en 8 (1,9 %) y 1 (0,2 %) pacientes, respectivamente, a los que se administró KEYTRUDA. Se supervisó a los pacientes por si había signos y síntomas de neumonitis. Se evaluó la neumonitis sospechosa mediante radiografías. Se administraron corticosteroides para neumonitis de grado 2 o superior. Se mantuvo KEYTRUDA para el grado 2; se interrumpió permanentemente la administración de KEYTRUDA para neumonitis de grado 3 y 4.

Se detectó colitis (incluida colitis microscópica) en 4 (1 %) de 411 pacientes, incluidos casos de grado 2 o 3 en 1 (0,2 %) y 2 (0,5 %) pacientes, respectivamente, a los que se administró KEYTRUDA. Se supervisó a los pacientes por si había signos y síntomas de colitis. Se administraron corticosteroides para colitis de grado 2 o superior. Se mantuvo KEYTRUDA para el grado 2 o 3; se interrumpió permanentemente la administración de KEYTRUDA para colitis de grado 4.

Se detectó hepatitis (incluida hepatitis autoinmune) en 2 (0,5 %) de 411 pacientes, incluidos casos de grado 4 en 1 (0,2 %) paciente, a los que se administró KEYTRUDA. Se supervisó a los pacientes para comprobar los cambios en la función hepática. Se administraron corticosteroides para hepatitis de grado 2 o superior y, según la gravedad de las elevaciones enzimáticas del hígado, se mantuvo o se interrumpió la administración de KEYTRUDA.

Se detectó hipofisitis en 2 (0, 5%) de 411 pacientes, incluido un caso de grado 2 en 1 y un caso de grado 4 en 1 (0,2 %) paciente, a los que se administró KEYTRUDA. Se supervisó a los pacientes por si había signos y síntomas de hipofisitis (incluido hipopituitarismo e insuficiencia suprarrenal). Se administraron corticosteroides para hipofisitis de grado 2 o superior. Se mantuvo KEYTRUDA para el grado 2; se mantuvo o interrumpió para grado 3; y se interrumpió permanentemente la administración de KEYTRUDA para la hipofisitis de grado 4.

Se detectó hipertiroidismo en 5 (1,2 %) de 411 pacientes, incluidos casos de grado 2 o 3 en 2 (0,5 %) y 1 (0,2 %) pacientes, respectivamente, a los que se administró KEYTRUDA. Se detectó hipertiroidismo en 34 (8,3 %) de 411 pacientes, incluido un caso de grado 3 en 1 (0,2 %) paciente, a los que se administró KEYTRUDA. Pueden surgir trastornos de la glándula tiroidea en cualquier momento durante el tratamiento. Se supervisó a los pacientes para ver si había cambios en la función de la glándula tiroidea (al principio del tratamiento, periódicamente durante el tratamiento y según se indicaba en la evaluación clínica) y para buscar signos y síntomas de trastornos de la glándula tiroidea. Se administraron corticosteroides para hipertiroidismo de grado 3 o superior. Se mantuvo KEYTRUDA para hipertiroidismo de grado 3; se interrumpió permanentemente la administración de KEYTRUDA para hipertiroidismo de grado 4. El hipertiroidismo aislado puede gestionarse con una terapia sustitutiva sin interrupción del tratamiento y sin corticosteroides.

La diabetes mellitus de tipo 1, incluida la cetoacidosis diabética, ha sido diagnóstica en pacientes a los que se administró KEYTRUDA. Se supervisó a los pacientes por si sufrían hiperglucemia u otros signos y síntomas de diabetes. Se administró insulina para la diabetes de tipo 1 y se mantuvo la administración de KEYTRUDA en casos de hiperglucemia grave hasta que se logró el control metabólico.

Se registró nefritis en 3 (0,7 %) pacientes, que consistía en un caso de nefritis autoinmune de grado 2 (0,2 %) y dos casos de nefritis intersticial con insuficiencia renal (0,5 %), una de grado 3 y otra de grado 4. Se supervisó a los pacientes para comprobar los cambios en la función renal. Se administraron corticosteroides para nefritis de grado 2 o superior. Se mantuvo KEYTRUDA para el grado 2; se interrumpió permanentemente la administración de KEYTRUDA para nefritis de grado 3 y 4.

Pueden producirse otras reacciones adversas importantes desde el punto de vista clínico, de origen inmunológico. Las siguientes reacciones adversas importantes desde el punto de vista clínico, de origen inmunológico, se produjeron en pacientes tratados con KEYTRUDA: dermatitis exfoliativa, uveítis, artritis, miositis, pancreatitis, anemia hemolítica, crisis parciales en un paciente con focos de inflamación en parénquima cerebral, dermatitis grave, incluido penfigoide ampolloso, síndrome miasténico, neuritis óptica y rabdomiólisis.

En caso de sospecha de reacciones adversas de origen inmunológico, ha de garantizarse una evaluación adecuada para confirmar la etiología o descartar otras causas. Según la gravedad de la reacción adversa, se mantiene el tratamiento con KEYTRUDA y se administran corticosteroides. Si mejora la reacción adversa al grado 1 o inferior, se inicia la reducción de los corticosteroides y sigue reduciéndose al menos durante 1 mes. Se reinicia la administración de KEYTRUDA si la reacción adversa se mantiene en grado 1 o inferior. Se interrumpe la administración de KEYTRUDA en caso de reacción adversa de origen inmunológico grave o de grado 3 que se repita y en caso de reacción adversa de origen inmunológico que suponga una amenaza para la vida.

En algunos pacientes a los que se administró KEYTRUDA se han registrado reacciones relacionadas con la administración por infusión, incluidas algunas reacciones que suponen una amenaza para la vida. Se supervisa a los pacientes para buscar signos y síntomas de reacciones relacionadas con la administración por infusión, incluidos escalofríos moderados o intensos, sibilancias, prurito, rubor, sarpullido, hipotensión, hipoxemia y fiebre. En caso de reacciones graves o que supongan una amenaza para la vida, ha de detenerse la infusión e interrumpir permanentemente la administración de KEYTRUDA.

Debido a su mecanismo de acción, KEYTRUDA puede provocar daños en el feto si se administra a una mujer embarazada. Si se administra durante el embarazo, o si la paciente se queda embarazada durante el tratamiento, es preciso informar a la paciente del potencial riesgo para el feto. Ha de recomendarse a la mujeres en edad fértil que empleen métodos contraceptivos muy efectivos durante el tratamiento y durante 4 meses después de la última dosis de KEYTRUDA.

Se interrumpió la administración de KEYTRUDA debido a reacciones adversas en el 9 % de 411 pacientes. Las reacciones adversas, detectadas en al menos dos pacientes, que supusieron la interrupción de KEYTRUDA fueron: neumonitis, insuficiencia renal y dolor. En el 36 % de los pacientes se registraron reacciones graves. Las reacciones adversas graves más frecuentes, detectadas en el 2 % o más de los pacientes, fueron insuficiencia renal, disnea, neumonía y celulitis.

Las reacciones adversas más comunes (registradas en al menos el 20 % de los pacientes) fueron fatiga (47 %), tos (30%), náuseas (30 %), prurito (30 %), rubor (29 %), disminución del apetito (26 %), estreñimiento (21 %), artralgia (20 %) y diarrea (20 %).

La dosis de KEYTRUDA recomendada es de 2 mg/kg administrada como infusión intravenosa durante 30 minutos cada tres semanas hasta la progresión de la enfermedad o toxicidad inaceptable. No se han dirigido estudios formales de interacción con medicamentos farmacocinéticos con KEYTRUDA. No se sabe si KEYTRUDA se excreta en la leche materna. Dado que muchos medicamentos se excretan en la leche materna, es preciso indicar a las mujeres que dejen de dar el pecho durante el tratamiento con KEYTRUDA. No se ha establecido la seguridad y efectividad de KEYTRUDA en pacientes pediátricos.

Nuestro compromiso con la oncología

Nuestro objetivo es trasladar la ciencia pionera a medicamentos oncológicos innovadores para ayudar a la gente con cáncer en todo el mundo. En MSD Oncology, nuestra pasión es ayudar a las personas a luchar contra el cáncer y nuestro compromiso es favorecer la accesiblidad a nuestros medicamentos contra el cáncer. Queremos seguir investigando en el ámbito de la inmuno-oncología y acelerar todas las etapas del recorrido - del laboratorio a la clínica - para llevar una nueva esperanza a las personas con cáncer. Para más información sobre nuestros ensayos clínicos oncológicos, visite www.merck.com/clinicaltrials.

Sobre MSD

Hoy en día, MSD es líder global de productos sanitarios cuyo objetivo es ayudar a que el mundo sea un lugar mejor. MSD es el nombre comercial de Merck & Co., Inc., con sede en Kenilworth, Nueva Jersey (Estados Unidos). A través de nuestros medicamentos con receta, vacunas, terapias biológicas y productos de salud animal, trabajamos con clientes y operamos en más de 140 países para ofrecer soluciones de salud innovadoras. También mostramos nuestro compromiso para aumentar el acceso a la salud mediante políticas de amplio alcance, programas y colaboraciones.

Declaración referida al futuro de Merck & Co., Inc., Kenilworth, Nueva Jersey (Estados Unidos)

Este comunicado de prensa de Merck & Co., Inc., Kenilworth, Nueva Jersey (Estados Unidos), (la empresa) incluye declaraciones referidas al futuro tal y como se definen en los principios de puerto seguro de la Ley de reforma de litigios sobre valores privados de 1995 de Estados Unidos.  Estas declaraciones se basan en creencias y expectativas actuales de la gestión de la empresa y están sujetas a riesgos e incertidumbres significativos. No existen garantías de que los productos nuevos vayan a recibir las aprobaciones necesarias de las autoridades o de que su comercialización vaya a ser un éxito. Si las asunciones subyacentes resultan imprecisas o se materializan riesgos o incertidumbres, los resultados reales podrían diferir materialmente de los establecidos en las declaraciones referidas al futuro.

Entre los riesgos e incertidumbres se incluyen, entre otros, las condiciones generales del sector y la competencia; factores económicos generales, como el tipo de interés y las fluctuaciones del tipo de cambio; el impacto de la regulación de la industria farmacéutica y la legislación sanitaria en Estados Unidos y el resto del mundo; tendencias globales sobre la contención del gasto sanitario; avances tecnológicos, nuevos productos y patentes obtenidos por la competencia; retos inherentes en el desarrollo de nuevos productos, incluida la obtención de la aprobación de regulación; la capacidad de la empresa de predecir las condiciones futuras del mercado de manera precisa; las dificultades de fabricación o los retrasos; la inestabilidad financiera de las economías internacionales y el riesgo soberano; la dependencia en la efectividad de las patentes de la empresa y otras protecciones para productos innovadores; y la exposición a litigios, incluidos los litigios por patentes o acciones reguladoras.

La empresa no se compromete a actualizar públicamente ninguna declaración referida al futuro, ya sea como resultado de nueva información, eventos futuros u otros. Otros factores que podrían hacer que los resultados difirieran materialmente de los descritos en la declaraciones referidas al futuro pueden encontrarse en el informe anual 2014 de la empresa, en el formulario 10-K y en otras publicaciones de la empresa ante la SEC, disponibles en su sitio web (www.sec.gov).

Referencias

 

 

1.

 

http://www.cancer.org/cancer/nasopharyngealcancer/detailedguide/nasopharyngeal-cancer-what-is-nasopharyngeal-cancer

 

 

2.

 

http://www.cancer.gov/types/head-and-neck/patient/nasopharyngeal-treatment-pdq

 

 

3.

 

http://www.cancer.org/cancer/nasopharyngealcancer/detailedguide/nasopharyngeal-cancer-key-statistics

"El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".