El Futuro sobre EuroStoxx 50 se repone de las pérdidas iniciales y recupera posiciones con relativa fuerza. 
Un comportamiento que a muy corto plazo viene respaldado por un amplio incremento en el volumen de contratación y la activación de señales de compra en los osciladores de precios que presentan amplias divergencias alcistas. El movimiento se traduce en la formación de una envolvente alcista en gráfico de velas japonesas que es una formación de giro al alza como su propio nombre indica.

 
Futuro sobre EuroStoxx50 con oscilador estocástico y volumen de contratación
Futuro sobre EuroStoxx50 con oscilador estocástico y volumen de contratación

Fuente: VisualChart y elaboración propia

Los catalizadores que han acompañado el movimiento han sido la publicación de las encuestas empresariales PMIs y de las encuestas a inversores ZEW. Son datos muy pegados al ciclo económico y en ambos casos sorprenden positivamente al mercado repuntando por encima de las lecturas de NOV14 (en los PMIs tanto el componente de manufacturas como el de servicios y en el caso del ZEW tanto la versión de situación actual como la de expectativas).

La próxima cita importante de la semana que es la Reunión de la Reserva Federal no debería incorporar ruido al mercado; el desplome del precio del petróleo está reduciendo las tasas de inflación y permite que el banco central no se precipite en el tensionamiento financiero. En este entorno consideramos que se sientan las bases para una estabilidad del mercado a corto plazo que favorecerá a medida que pasa el tiempo que los mercados bursátiles coticen el fondo favorable. De hecho, en nuestra Cartera de acciones Ibex 35 se incrementa la exposición a mercado entrando Iberdrola a formar parte de la misma.