"Reconozco que hoy estoy muy sorprendido por la apertura”, asegura Pablo García, director de Carax-Alphavalue. 

“Es verdad que la RV española va a seguir teniendo una peor performance que el resto de los mercados a Brasil, a Venezuela… pero el impacto sobre las acciones está siendo mínimo. Todos tenemos asumido que Grecia es más un problema público que privado para las empresas”.

¿Prevé la paridad del euro/dólar? “Es muy posible. El bund se ha ido al 0,237% de rentabilidad. El BCE sigue comprando, pero el inconveniente vendrá en los próximos meses cuando haya un cierto vaivén, algunos analistas volverán a apostar por USA otra vez, a raíz de una subida de tipos de interés”.

¿Le gusta la apuesta de Acciona por el mercado canadiende? “Lo viene haciendo bastante bien y es positivo para su diversificación internacional”.

¿Le preocupa que Brufau vaya a ceder el poder en la compañía? “Estará como mínimo otros cuatro años más. Los cambios se harán de manera tranquila y moderada.

Respecto al crudo, no lo vemos mucho más allá de los 50 dólares el barril. No prevemos subidas de vuelta a los 100 dólares, ni por demanda siquiera. Habría que considerar tensiones políticas que es lo único que podría hacer repuntar su precio”.

¿Le han decepcionado las cuentas de E-On? “Llevamos mucho tiempo infraponderando el sector utilities. Siguen apostando por el dividendo…el mercado está apuntando a cifras muy malas de todo el sector utilities. No nos gustan los resultados, pero tampoco hay sorpresas tan negativas como para seguir reduciendo exposición”.

¿Podría afectar negativamente al sector financiero español la intervención de BPA? “Sí que afecta. Todo lo que esté relacionado con estas tramas es malo, pero hubiera sido peor para el resto del sector un tema de solvencia, imprevisto por los reguladores. El efecto arrastre debería ser menor”.


*Declaraciones a Radio Intereconomía