La mejora de las condiciones económicas en Europa, así como la esperanza de una subida de tipos de interés que cada día está más cerca, han provocado que el sector de las aseguradoras en Europa se convierta en uno de los favoritos de casi todos los analistas, casi sin excepción, de hecho.

La posibilidad de unos tipos más altos y el fin del QE podrían traer muchos efectos positivos para el sistema financiero. Por supuesto la banca, pero también para el sector de las aseguradoras.

Al igual que el resto de todos los activos ligados al sistema financiero, las aseguradoras europeas se vieron muy afectadas por la crisis financiera en bolsa. Las dos españolas, Mapfre y Catalana Occidente, además, tuvieron que afrontar en sus propias cotizaciones los embistes que daban los inversores a dos firmas cuyos activos están invertidos en gran medida en bonos soberanos de nuestro país. De hecho, la llamada crisis soberana, que llevó la rentabilidad de los bonos españoles a niveles cercanos al 7%, pegó con mucha dureza a estas dos firmas.

El rescate de Bankia y la intervención del presidente del BCE, Mario Draghi, en agosto de 2012 lograron salvar la situación y desde ese momento, la cotización de las dos aseguradoras españolas se ha disparado en bolsa.

Desde junio de 2012, Mapfre casi duplica su valor en bolsa. En este tiempo, las acciones de Catalana Occidente han subido en bolsa más de un 270%.

Catalana_Mapfre_cinco

En los doce últimos meses es Mapfre la que mejor se comporta, al apuntarse más de un 46%, frente al 36% que se aprecia su rival. Y en lo que va de año, la primera de ellas sube un 50%, frente al 19% que sube Catalana Occidente.

Catana_Mapfre

Pero, ¿cómo lo ven los analistas?

Tras esta subida que llevan las dos entidades en bolsa, parece que el recorrido ha quedado muy limitado. Aunque el aspecto de la aseguradora catalana parece que es más positivo. Los analistas se dividen al 50% entre los que apuestan por comprar y los que apuestan por mantener. El precio objetivo, no obstante, está tan cerca de la cotización actual, que casi ha quedado exhausto.

Por otro lado, un 14% de los analistas apuestan por comprar acciones de Mapfre, un 29% por mantener y el 57% restante opta por las ventas. En estos momentos la cotización está por encima del precio medio que marca el consenso de Facset, lo que no le dejaría espacio para las subidas.

En esta misma línea se encuentran los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión. Este conjunto de ratios sitúa a Catalana Occidente en fase alcista con 9 puntos de los 10 posibles.

Catalana Occidente Ei

En el caso de Mapfre, los Indicadores Premium  la colocan en fase de consolidación con 6 puntos en esta escala.

Mapfre Ei