En los nueve primeros meses del ejercicio Merlin Properties registró unas pérdidas de 130,3 millones de euros por la adquisición de Testa y Obraser. Los ingresos totales ascendieron a 142,637 millones.
 
Merlin Properties cerró los tres primeros trimestres del ejercicio con un EBITDA de 99,773 millones, un FFO recurrente de 93,163 millones, un resultado consolidado neto excluyendo negocios de Testa y Obraser por importe de 146,611 millones y un resultado consolidado neto negativo de 130,321 millones.

Tras la integración de Testa y las adquisiciones efectuadas en el tercer trimestre, MERLIN Properties cuenta con una cartera compuesta por 1.020 activos, con una superficie bruta arrendable de 1.880.998 m2. El valor bruto de los activos inmobiliarios, según las tasaciones realizadas por Savills a 30 de junio de 2015 para los activos de MERLIN y CBRE a 31 de marzo de 2015 para los activos de Testa, (“Gross Asset Value” o “GAV”), y el coste de adquisición para los activos adquiridos en el tercer trimestre, asciende a € 5.806.769 miles. El valor neto de los activos, según recomendaciones EPRA (“EPRA Net Asset Value”) asciende a € 3.071.579 miles (€ 9,51 por acción).

El importe total de gastos generales de la Sociedad en los nueve primeros meses del año es de 34,504 millones, con el siguiente detalle: 9,668 millones de gastos de personal, 2,584 millones de costes operativos de la Sociedad, y 22,252 millones de costes asociados a la adquisición de sociedades, fundamentalmente Testa. El importe total de costes incluidos dentro del límite de costes de estructura anuales asciende a 12,252 millones.

La SOCIMI ha cerrado el ejercicio con una deuda financiera neta de 2,939 millones de euros.

merlin resultados