Hoy hemos conocido datos en China: como que las reservas bajarán en agosto pero se justificará la venta de bonos soberanos o incluso la revisión del PIB del 2T en Japón es algo mejor de lo previsto, que son datos algo mejores de lo previsto. Esto podría tranquilizar a los mercados, de hecho lo estamos viendo con un Eurostoxx que sube más del 1%.

Sería prudente pero esto no significa no invertir sino hacerlo en compañías que tengan balances sólidos, que han tenido resultados sólidos y que no están en el ojo del huracán. Ayer la decisión de Glencore fueron buenas medidas pero todavía están muy expuestos a una economía China en desaceleración con lo que a estos niveles el mercado empieza a descontar un escenario catastrofista que no compartimos.

En el sector financiero hay dudas. Por un lado, hemos protegido el capital pero incluso algún banco americano pensaba que el Santander tendría que dejar de pagar en torno a 1.500 millones de euros entre 2016-2018 para preservar el capital, lo que nos hace ser prudentes. El sector está bien capitalizado y ahora hay que buscar la vuelta a la rentabilidad. “La solvencia es condición sine qua non y nuestra apuesta en el sector es Popular, por momentum y exposición. En Europa, seguimos pensando en SocGen e incluso Intesa SanPaolo”.

El problema de Indra es que por un lado se dice que no iba a conseguir las elecciones de Cataluña, y lo ha hecho, pero tiene mucho peso en Brasil y Chile y los dos últimos trimestres han publicado resultados flojos. Es una compañía interesante pero por el lado operativo, los resultados seguirán siendo flojos, el precio objetivo los tenemos en 10 euros pero cuidado porque está en el ojo del huracán.

En el sector de las aerolíneas, nuestra apuesta principal sigue siendo EasyJet, por factores similares a IAG. Ambas compañías estarían en cartera dentro de un sector que nos gusta.

Merlin Properties. También nos gusta. Es un sector que está recuperando. Las socimis han sido una buena solución y además no está expuesto al ojo del huracán con lo que cumple los objetivos de sostenibilidad e resultados, balance sólido y no estaría expuesto a China, Brasil o a la recesión técnica de Canadá. También sería una buena opción para invertir.

Declaraciones a Radio Intereconomia