Las declaraciones de insolvencia por parte de las empresas descienden durante siete meses consecutivos en tasa interanual.

Hasta mayo los concursos de acreedores en nuestro país ascendieron a 2.998 procesos, 1.163 menos que en el mismo periodo de 2013, lo que muestra una caída del 27,95%, según un estudio de la agencia de rating Axesor.

Por comunidades, Madrid es el mejor ejemplo de este descenso ya que en estos cinco primeros meses se han registrado 383 concursos menos que el año pasado en las mismas fechas, pasando de 860 a 477, un 44,53% menos.

La mayor parte de las declaraciones de concurso siguen estando relacionadas con empresas ligadas al sector constructor e inmobiliario. En concreto, el 33,12% de los procesos formales de insolvencia que se han iniciado en España en lo que va de año. De este porcentaje, 811 procesos son relativos a empresas constructoras y 182 a inmobiliarias. Los concursos en el sector descienden un 34,36% respecto al año pasado, aunque todavía supera en cinco veces los concursos abiertos en 2008.

Otros sectores que registraron fuertes descensos son el de la hostelería, pasando de 364 a 140 declaraciones, y el sector de comercio y distribución, con una caída del 15,96%.