MADRID, 08 OCT. (Bolsamania.com/BMS) .- Es una de las operaciones del año. Después de que El Confidencial avanzara la noticia a primera hora de la mañana de ayer y de que durante toda la sesión se diera por cerrada, Banco Santander confirmaba tras el cierre del mercado la compra del 51% de Financiera El Corte Inglés por 140 millones de euros. “La valoración del 100% se ha establecido en 415 millones de euros pero, previamente a la operación, la filial financiera pagará un dividendo extraordinario de 140 millones, lo que explica que el importe de la transacción por el 51% sea sólo 140 millones (415 x 0,51 -140 x 0,51 = 140)”, explican los analistas de Bankinter.

Desde el punto de vista de Santander, el principal atractivo de la operación, según Bankinter, es aumentar su base de clientes en España desde los 1,73 millones actuales y con un peso alto en autos (1.166 millones de euros de un total de 3.077 millones de euros), hasta 10,73 millones (El Corte Inglés aporta aproximadamente 9 millones) y más diversificado hacia consumo no cíclico. En términos de cuotas de mercado en España en financiación al consumo, El Corte Inglés tiene aproximadamente el 30% (6.096 millones de euros) frente al 15% (3.077 millones de euros) de Santander, “por lo que sumadas le otorgan el liderazgo (el siguiente es BBVA Finanzia, con 2.096 millones de euros)”.

En términos europeos, “Santander Consumer Finance refuerza su liderazgo europeo en financiación al consumo a un coste bajo desde una perspectiva estratégica (apenas 140 millones de euros), donde ya tiene aproximadamente 59.000 millones de euros tras haber comprado en los últimos años el negocio de RBS en Alemania, Austria, Bélgica y Holanda, las actividades europeas de GE, la de AIG en Polonia y las de SEB en Alemania”, recuerdan estos expertos. Y concluyen: “Aumentar ahora el peso en la economía española parece un movimiento acertado puesto que tanto PIB como empleo están empezando a reaccionar, por lo que el timing parece bueno”.

Desde el prisma de El Corte Inglés, Bankinter destaca que ingresará en total 280 millones de euros, que destinará a aliviar su endeudamiento, “aunque más importante aún en ese sentido será dejar de consolidar 1.500 millones de euros de deuda de la filial, que seguramente es la motivación principal para realizar esta operación, y pasados 10 años tendrá la opción de recomprar la participación”. En este sentido, no hay que olvidar que Santander es el principal acreedor de El Corte Inglés, que este verano anunciaba la refinanciación de su multimillonaria deuda. “Santander reduce formalmente su exposición de riesgo a El Corte Inglés por 155 millones de euros”, concluye Bankinter, que aconseja comprar Santander con precio objetivo en 8,21 euros.

Desde Ahorro Corporación Financiera (ACF) consideran que la noticia carece de impacto para la cotización de Grupo Santander, pero advierten sobre El Corte Inglés: tras obtener un reciente préstamo bancario por 5.000 millones de euros con garantía inmobiliaria, se encuentra presionado para mejorar su estructura financiera y llevar a cabo desinversiones como ésta. “Se mencionan descensos de ventas durante 38 meses consecutivos con una caída del 8% y un beneficio neto de 171 millones de euros en 2012”, cifran desde ACF.

Hace unos meses, antes de anunciar la refinanciación de El Corte Inglés y tras una temporada de resultados del segundo trimestre muy positiva para las empresas españolas, Pedro Álvarez, trader de Banco Sabadell, mencionaba al gigante minorista en estos términos: "Si te fijas en El Corte Inglés, que está teniendo problemas, te harás una buena idea de cómo están las cosas en el país”.

Ayer, cuando aún no se había confirmado la operación, Bolsamanía se preguntaba por qué Santander efectuaba esta operación. Una de las principales observaciones, tanto desde el punto de vista de los analistas como de los medios de comunicación, es que resulta complicado interpretar esta operación, porque El Corte Inglés es un gigante hermético que no tiene las mismas obligaciones de transparencia que las empresas cotizadas y porque Santander se caracteriza por no comentar especulaciones y guardar muy en secreto sus operaciones.

Después de que este verano se anunciara "a bombo y platillo" la refinanciación de la deuda multimillonaria de El Corte Inglés (3.800 millones de euros de su deuda, cifra que representa el 76% de su endeudamiento total, que rondaba entonces los 5.000 millones de euros), es inevitable recordar lo ya apuntado, que Banco Santander es uno de sus principales acreedores.

Javier Flores, responsable del servicio de estudios y análisis de ASINVER, se resignaba al recordar que “hay información que no tenemos, ni el peso que significa la refinanciación de El Corte Inglés en Banco Santander”. Tampoco se conoce la morosidad en la que incurre Financiera El Corte Inglés, una magnitud importante para Nuria Álvarez, analista de Renta 4, porque “por mucho que el precio sea razonable, si te va a suponer un problema a futuro...”. Y en la misma línea sobre la opacidad se pronunciaba la estratega de IG, Soledad Pellón: “Es complicado hacer una interpretación”.

Flores detallaba un poco más su opinión al apuntar que, en cualquier caso, es positiva porque es para desapalancar, pero no descartaba que estemos ante una “situación de salvamento de El Corte Inglés”, como si Botín entonara un “no vamos a dejarle caer (…) No habrá un segundo Galerías Preciados”. Preguntado por si éste es un mensaje del mayor banquero de España sobre su confianza en la recuperación del país, Flores respondía: “No se entendería que quiera crecer en crédito al consumo en España, un país que está a la vuelta de una recuperación paupérrima”.

A esa misma cuestión, Nuria Álvarez contestaba centrándose de nuevo en la oportunidad que supone comprar a buen precio : “Es una manera de reforzar aprovechando el momento (…) Quedan menos agentes y, por tanto, los precios son lo suficientemente atractivos, ya que múltiplos de ahora no tienen nada que ver con los anteriores a la crisis”. Y concluía: “No apuestas por el 'ahora', sino por 3 ó 5 años más adelante”.

Soledad Pellón respondía así: “A primera vista, el hecho de que Botín decida poner más cartas en España, parece que es una interpretación, pero no creo que sea la clave. Hay algo más detrás que se nos escapa. En las últimas semanas, se están produciendo movimientos importantes en el banco”, terminaba, refiriéndose a la compra de acciones de la entidad por parte de Juan-Miguel Villar Mir.

María Gómez

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar