El Heiken Ashi es un complemento a los análisis con otros medios ya existentes.  No hay patrones que hay que aprender como en la técnica de Velas Japonesas y por lo tanto, es necesario seguir los  tipos de velas que emplea Heikin Ashi. Fernando Borreguero, estratega de mercados de IG nos da las tres claves que hay que saber antes de lanzarse a operar con Heikin Ashi. 

 
Para hablar de Heiken Ashi lo primero de lo que hay que hablar es de velas japonesas, una forma de dibujar el precio que nos dará una información que de otra forma no tendríamos. Una vela japonesa tiene distintos parámetros: una caja de un color u otro, que refleja la distancia que hay entre apertura y cierre en un determinado momento,  el precio máximo y mínimo de la sesión; y la diferencia del color, que determinará si la sesión ha sido al alza (blanca) o a la baja (negra) cuando la apertura sea inferior al cierre o superior al cierre, respectivamente. Hay que tener cuidado con esto porque no todos los software de precios nos darán los mismos colores.
 

¿Quieres saber cómo construir la estrategia con Heiken Ashi?  
Mira el video completo para aprender a construirla.

 


Debemos ser conscientes de dónde vienen estas velas japonesas. Heiken Ashi se basará en las velas japonesas, de hecho es una deformación de las mismas. En este caso, nos dará una información de tendencia. Heikin (en japonés, media) y Ashi (paso), nos leerá la tendencia de una forma más limpia que una forma japonesa tradicional.   

1. ¿Cómo se forma Heikin Ashi?

Como cualquier otra vela tiene cuatro parámetros diferentes: precio apertura, precio de cierre, precio máximo y mínimo pero no serán los mismos que en las velas japonesas.

     ---- El precio de cierre de Heiken Ashi sería el precio medio dentro de los cuatro parámetros (apertura+ cierre + máximo+mínimo/4).  
     ---- La apertura se complica ligeramente porque usará los parámetros de la vela heiken Ashi anterior, en concreto el precio de apertura será la apertura de la vela anterior + cierre de la vela anterior / 2. Esto tiene dos connotaciones: no hay gaps porque si cada apertura será la media del cuerpo real de la vela de heiken así anterior y además, cuando estamos haciendo un parámetro basado en la vela anterior estamos metiendo un retraso en el precio. Eso significa que es una herramienta puramente tendencial, con lo que no es muy adecuado para estrategias muy agresivas.
     ----- Los máximos se calculan como la función máxima entre el máximo de la vela japonesa, apertura de heiken así y cierre de Heiken Ashi. Es decir, el que sea mayor de los tres, será máximo.  Y el mínimo, igual pero cambiando máximos por mínimos.  Esto nos sirve para detectar máximos y mínimos. En muchos casos no habrá sombra en un extremo u otro.

Si miramos a las diferencias principales entre velas japonesas y Heiken Ashi, se aprecia que en el gráfico del primer tipo hay velas blancas dentro de un proceso de correctivo mientras que el Heiken Ashi tiene más continuidad en los impulsos. Eso facilitará mucho ver cuál es la tendencia imperante en cada momento y aprovecharla.


Si hacemos un análisis de un precio del DAX en tiempo real con ambas velas:

 

 

 


El análisis con DAX con velas japonesas tiene impulsos muy bruscos.

 

 

 

 


Si miramos al Heiken Ashi se ve una mayor continuidad. Las correcciones serán blancas, los impulsos negros…en muchas ocasiones puede que se entremezclen, lo que nos dará una incertidumbre clara.

2. Tipos de velas heiken Ashi

Cada tipo de vela es en sí mismo una señal, de compra, venta o de abstención.

Las velas de entrada tienen un cuerpo muy largo en comparación con su sombra y velas adyacentes y cuando la sombra está en dirección del color del cuerpo (hacia abajo en velas negras y hacia arriba en velas blancas) es señal de compra en velas negras y venta en vela blanca. Si estoy dentro de mercado y siguen apareciendo velas de este estilo, la teoría nos diría que podemos seguir comprando. Podemos seguir acumulando posiciones o simplemenmte felicitarnos porque hemos acertado la dirección. Una sucesión de velas alcistas blancas con una señal fuerte bajista, es una señal bastante distorsionada y complicada en la que lo más normal sería cerrar nuestras posiciones alcistas.

Las velas de continuación, son velas muy largas, sombras más cortas que el cuerpo real y en general el cuerpo tiene que ser largo con las velas que hay alrededor. Sin embargo, tendrán sombras en ambas direcciones, lo que nos dará señal de continuidad de tendencia.  Lo que tendremos es señal de que la tendencia es sana y sigue su curso alcista. Velas largas y negras con sombras a ambos lados: señal bajista.

Pero ¿cómo determinamos los giros?  Las velas de indecisión, al revés de lo que pasaba anteriormente, tendrán una sombra más larga que el cuerpo. Incluso puede que no tengamos sombras más largas que la longitud del cuerpo real pero sí que mayor que las que teníamos anteriormente. En este caso, son velas que nos podrían llevar a un giro de tendencia o a una consolidación antes de seguir subiendo porque podemos tener ambos desenlaces. Lo que sí está claro es que si estoy dentro de mercado y comienzo a encontrarme velas de estas, hay que salir, son señales de salida.

El patrón de ralentización nos muestra una forma de pie que cada vez tiene rango más corto y se van montando entre sí.  Cuando veamos algo de este estilo, aunque no veamos velas que nos inciten a tomar la orden contraria, sí deberíamos plantearnos salir.

3. Construcción de la Estrategia con Heikin Ashi en video