Según análisis realizado sobre una muestra de 38.000 familias por el Observatorio de la Financiación Familiar de Agencia Negociadora, las tarjetas y los créditos rápidos suponen el mayor esfuerzo de pago financiero para el 38,4% y el 28,4%, respectivamente.

En cambio, la hipoteca se erige como el mayor esfuerzo financiero para el 9,9% de los encuestados, aquellos que tienen menos créditos de otro tipo y menos tarjetas.

El 76,3% de los encuestados tiene más créditos además de la hipoteca, aunque este porcentaje ha descendido con respecto al año pasado, cuando se situaba en el 88,3%. Un 26,5% (31,5% en 2013) tiene tres créditos más, y un 22,3% además tres tarjetas de crédito. Este dato prácticamente no ha variado con respecto a 2013 (22,6%).

Sin embargo, se percibe un esfuerzo menor en pagar la hipoteca tanto en relación con los ingresos mensuales como en función del resto de pagos financieros, puesto que el 48% paga de hipoteca hasta un 20% de sus ingresos mensuales y un 10,7 más de un 40%. Mientras, un 58,7% de los encuestados destinan entre un 20% y un 30% del total de lo que pagan a los bancos a pagar la letra de la hipoteca, cuando el año pasado el porcentaje era del 60,5%