“El banco de Japón ha anunciado sorpresivamente mayores inyecciones de liquidez al mercado para favorecer la economía y la creación de inflación. Esto ha hecho que la bolsa japonesa haya subido un 5%, lo que está impulsando también a los parqués europeos”.

En cuanto a las cuentas empresariales, “BME
tiene unos resultados muy impulsados por los altos volúmenes, tiene una rentabilidad por dividendo en dinero del 6,5%, además a esto se podría añadir un dividendo extraordinario. En cambio, las cuentas de Indra han estado por debajo de lo esperado”.



Declaraciones a Radio Intereconomía