El mercado asiático cierra otro día de desplomes que borra de un plumazo las ganancias que había acumulado en el último mes. Desde sus máximos pierde ya casi la mitad de su capitalización.
 
Asia vuelve a estar en el punto de mira. El índice Shangai Composite ha sufrido un desplome en la última sesión que lo ha llevado a terminar con unos números rojos del 6,41% que han supuesto que las ganancias acumuladas en los últimos 30 días de cotización se hayan dado la vuelta para registrar pérdidas. De hecho, es la mayor caída intradiaria en el último mes y medio.

Además, estos retrocesos también se han observado en la bolsa de Shenzen ha terminado la jornada con caídas del 7,34% y acumula minusvalías del 47% desde los máximos históricos del 12 de junio del pasado año.

Pero si medimos desde más atrás lo que vemos es que la sangría es mucho más acusada. Desde los máximos históricos el selectivo de Shangai ha perdido prácticamente el 50% de su capitalización bursátil, lo cual evidencia el segundo crash más grande registrado de este índice desde la crisis financiera internacional que comenzó en 2007.

Shangai Composite cotización


Los fuertes descensos llegan justo antes de que los ministros de finanzas del G20, además de los gobernadores de los bancos centrales, tengan una reunión de dos días en Shangai, tengan un encuentro que estará protagonizado por la situación económica del país anfitrión y por el constante abaratamiento del crudo. El objetivo es trasladar un mensaje de tranquilidad para intentar paliar este escenario tan complejo.

"Los mercados podrían volver a subir si el Gobierno anuncia políticas que superen con creces las expectativas", explicó Wu Kan, analista de los mercados de renta variable en China de la casa de análisis Shanshan en declaraciones a la agencia Reuters.

Así este desplome de las dos bolsas asiáticas afectó al proceso de rebote que estaba viviendo la bolsa de Hong Kong, que terminaba cediendo el 1,55% a final del día. Por el contrario, el Nikkei de Japón concluyó la sesión en positivo con subidas del 1,41%, mientras que el Kopi de Corea del Sur avanzó un 0,32%. 

QUIZÁS LE INTERESE LEER: La volatilidad marcará el rumbo en 2016