“La volatilidad domina al mercado y es más razonable ser prudente, que aprovechar las subidas para hacer cartera”.

“La Comisión Europea y el BCE estarían avisando de que los datos de los tests de stress van a ser muy trasparentes. La situación de la banca europea debería ir reconvirtiéndose y tendríamos que ver expectativas positivas para el mercado, pero de momento eso no lo vemos”.

“Finalmente el BCE tendrá que comprar deuda pública y no creemos que tenga que comprar deuda senior, por lo que, de momento, lo vamos a considerar como un factor de especulación, más que como un motivo para comprar. Pero es muy importante que los bancos centrales sigan apuntalando los mercados, pero más necesario es que se mejoren las expectativas de crecimiento”.


Declaraciones a Radio Intereconomía