El mercado a la vuelta de agosto ha recuperado los niveles precios al referéndum y ese contexto es positivo a corto plazo. Hay una ligera reactivación de la actividad  y veremos incluso medidas expansivas adicionales, precios que se han estabilizado y un impacto económico del Brexit que está siendo más contenido.
 
 
Sí que es cierto que la tasa de paro fue negativa pero con detalles algo menos sólidos, que sugieren que septiembre no será el momento de subir tipos sino más bien en diciembre y la reunión del BCE, esta semana, en la que no se puede descartar que amplíe el programa de compras. “Nos quedamos en un contexto muy positivo para los mercados”.

La subida de tipos en EEUU será más en diciembre “fundamentalmente por el último dato del mercado laboral. Creo que elegirá una fecha en la que haya rueda de prensa, no será en noviembre y que vaya a ser gradual plantea un escenario positivo”, reconoce Antonio Cortina, de Banco Santander.

Respecto al BCE, no habrá  grandes cambios sino indicaciones de que implementará en el tiempo mayores subidas.
Declaraciones a Radio intereconomia