MADRID, 11 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Todo parece indicar que el multimillonario Carlos Slim tiene preparada una jugada maestra, una vez que tiene que deshacerse del 20% de su imperio telefónico. Se había especulado con que grandes compañías como Telefónica o AT&T planeaban lanzar una oferta, pero sería vender parte de su pastel a rivales directos.

Su compañía, América Móvil, es la principal operadora móvil en sudamérica, donde gestiona el 70% del mercado telefónico y el 80% del mercado móvil. Con la regulación impuesta por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), tendrá que vender patrimonio hasta que deje de estar en una situación de privilegio.
Sin embargo, el hecho de deshacerse de esos activos suponen una oportunidad de negocio para el magnate, que ya tiene en mente ampliar su cartera de clientes ofreciendo nuevos servicios para su gigante de la telefonía.

Desde la compañía ya se han adelantado estos planes. "Queremos ofrecer a nuestros clientes el famoso triple play, los tres servicios que son voz, datos y video, o sea televisión de paga", comentó Arturo Elías Ayub, director de Comunicación y Alianzas Estratégicas de Telmex.

SE CIERRA UNA PUERTA Y SE ABRE UNA VENTANA

Las medidas anunciadas por el IFT para "fomentar la competencia", incluyen cancelar las tarifas de roaming nacional a sus usuarios, compartir sus antenas, cables, torres y otros equipos con nuevas empresas que ingresen en el mercado y negociar tarifas accesibles para la interconexión de voz, datos y video de sus competidores.

Las regulaciones representarían una pérdida importante en los ingresos del consorcio de Slim, y por eso promovió un amparo contra la decisión del IFT y anunció que presentaría una propuesta para cumplir las nuevas reglas. La respuesta fue la decisión de vender los activos suficientes de América Móvil para contar con menos de la mitad de los clientes de telecomunicaciones y de esta manera, en principio, evitar las medidas asimétricas del IFT.

El mercado de la televisión y los contenidos podría ser el nuevo objetivo de Slim, tras estas ventas para ofrecer por fin una oferta combinada de teléfono, internet y televisión. Con la red de teléfonos fijos y antenas de telefonía móvil más extensa de México, además de la importante red de fibra óptica, la implantación de los servicios de vídeo se llevaría a cabo sin problemas.

Por todo esto, los expertos destacan que América Móvil puede competir en un plazo muy corto con Televisa, que actualmente domina el mercado de televisión de pago, que en 2013 representó un valor de unos 2.900 millones de dólares.

J.A.M.